Información sobre vivienda y economía

El perfil del comprador de vivienda en España: entre 40 y 50 años y con hijos

Archivo - Cartel de 'se vende' en el balcón de un piso de un edificio de Madrid, en una imagen de archivo.
Eduardo Parra - Europa Press - Archivo
Autor: Redacción

El comprador de viviendas en España se corresponde con una persona de entre 40 y 50 años, con hijos y en busca de su primera residencia, según la Encuesta sobre las Personas Vendedoras, Compradoras, Arrendadoras y Arrendatarias de Viviendas, presentada por la Federación de Asociaciones Inmobiliarias (FAI).

El 47,7% de las personas que buscan comprar una casa en España se encuentran en esa franja de edad, y el 63,8% tiene hijos. En su búsqueda de vivienda, el 37,3% se fija en residencias de entre 100.000 y 150.000 euros, mientras que un 25,9% cuenta con un presupuesto de entre 150.000 y 200.000 euros. Solo un 4,6% puede permitirse viviendas de más de 300.000 euros.

A la hora de financiar la compra, casi la mitad de los encuestados recurre a sus ahorros personales combinados con una hipoteca, y un 22,9% adquiere la vivienda solo a través de una hipoteca.

En el caso de los alquileres, los arrendatarios son parejas menores de 40 años, sin hijos y en busca de su primera residencia. El 46,1% se sitúa en la franja de entre 30 y 40 años, mientras que el 41,1% tiene entre 20 y 30 años. El 52,9% de ellos son parejas sin hijos y, en el caso de los inquilinos individuales, son mayoría hombres (54,4%).

El motivo más frecuente para alquilar es la búsqueda de la primera residencia, según respondieron el 83,3% de los encuestados.

Vendedores y propietarios

Los vendedores de su vivienda tomaron esa decisión para cambiar de primera o segunda residencia, como apuntaron el 60,8% de las respuestas, aunque un 27,3% también gestionó la venta de los inmuebles por liquidación de herencia.

La edad media de los vendedores oscila entre los 50 y los 60 años (48,2%) y el 64,% de ellos tiene hijos, según la encuesta de FAI.

Por su parte, los propietarios de los inmuebles para alquilar son personas de entre 50 y 60 años (37,6%), seguidos de los de entre 40 y 50 años (34%). El 63% de los encuestados en este grupo también tiene hijos.

El motivo más habitual que les lleva a poner en alquiler la vivienda es el rendimiento de la inversión, como muestran las respuestas del 45,3%, aunque el 43,4% también lo hace para cambiar de residencia. Además, el 54,5% cuenta con seguro frente a impagos.

Contra la limitación del alquiler

El 72,8% de los profesionales inmobiliarios que participó en esta encuesta calificó como negativa una posible limitación de los precios del alquiler. En su opinión, esa medida desincentivaría la puesta de inmuebles en el mercado. Sólo un 6,23% de los encuestados ve positivo regular los precios del alquiler, frente a un 20,96% que no tenía ninguna posición al respecto.

Para el 47,03%, un incremento de las ayudas públicas fomentaría el alquiler, mientras que un 22,1% sostiene que esto aumentaría el precio de los alquileres. La presidenta de la FAI, Nora García, se ha opuesto a la limitación generalizada de los precios del alquiler y ha abogado por medidas estructurales y consensuadas para facilita el acceso a la vivienda.

En este sentido, García ha propuesto la elaboración de un Pacto de Estado de Vivienda. Para facilitar el acceso a la vivienda, la presidenta de la FAI también ha citado la necesidad de incrementar el parque público de vivienda, la liberación del suelo público o el incentivo fiscal a los propietarios que pongan sus viviendas en alquiler.