Información sobre vivienda y economía

Cómo decorar una casa prefabricada o modular: el estilo nórdico y la naturaleza marcan la tendencia

Freepik
Freepik
Autor: Redacción

Las casas modulares y prefabricadas son un tipo de construcción que tiende a conquistar cada vez a más personas, que quieren tener más espacio y vivir en el campo o cerca de la playa. Como vivienda habitual o de segunda residencia, lo cierto es que estas casas tienen unas características muy especiales en cuanto a arquitectura y materiales que acaban condicionando su decoración.

La naturaleza y el estilo nórdico son, en general, grandes fuentes de inspiración para las casas prefabricadas y modulares, como explica Catarina Diniz, cofundadora de Staging Factory. La especialista nos enseña cómo hacer de estas casas espacios realmente especiales.

Una arquitectura acorde con la naturaleza

Estrechamente asociadas a materiales orgánicos y renovables como la madera (el único material con balance de carbono negativo: absorbe el carbono de la atmósfera, a diferencia de los demás, que lo liberan), estas casas se caracterizan por una construcción más ecológica que combina diseño, modularidad, rapidez de montaje, ahorro de costes y sostenibilidad.  Más que una técnica de fabricación o una opción para los que tienen menos poder adquisitivo, las casas modulares reflejan hoy toda una filosofía de vida basada en ciertos principios rectores:

  • Funcionalidad
  • Simplicidad
  • Armonía con la naturaleza
  • Sostenibilidad
  • La búsqueda de un mayor equilibrio
  • Vivir de forma más minimalista, donde todo respira orden y menos caos

La experiencia de estos conceptos nos lleva al estilo de vida nórdico, donde el diseño de los ambientes interiores y exteriores asume el papel de equilibrio entre belleza, serenidad y habitabilidad. Los ambientes tienden a reflejar la belleza del entorno natural, lo puro, lo sencillo y lo funcional, respetando así la energía propia de la naturaleza. Un diseño que se guía por el principio de "menos es más", donde cada pieza tiene su lugar, su valor y respira libremente. Un diseño de calidad, pero sencillo y accesible.

Respetando la esencia de este tipo de construcciones, la decoración más adecuada para estas casas se basa en la creación de ambientes limpios, nunca opulentos. El valor debe ponerse más en los recuerdos que se pueden crear aquí, que en la ornamentación del propio espacio. En otras palabras, hay que privilegiar el espacio como escenario de experiencias; dar espacio al espacio, para que la vida pueda transcurrir de forma fluida, natural, libre y alegre.

Una base neutra salpicada de color

Normalmente, las casas modulares o prefabricadas suelen ser espacios más pequeños. No sólo por este motivo, sino porque queremos que prevalezca la paz, la tranquilidad y el sosiego, se recomienda una paleta de colores en blanco o monocromo y tonos neutros que incluyan el gris, el beige, el topo o los tonos de arena y la madera clara inacabada. Los demás colores pueden añadirse en accesorios como cojines, mantas y estampados o tableros gráficos. En este tipo de casas, y cuando se quiere añadir ráfagas de color, se recomiendan los azules, los verdes y los tonos tierra. Nada de colores demasiado llamativos y pop.

Freepik
Freepik

Luz natural

La iluminación natural es clave en este tipo de construcciones. Las casas modulares son tanto más atractivas cuanto mayor es la luz natural y su capacidad para llevar la naturaleza al interior. El uso de grandes ventanales y la iluminación cenital basada en materiales naturales es una gran manera de añadir calidez al espacio. La iluminación es clave para crear encanto y sensación de bienestar en el hogar.

Freepik
Freepik

Wabi-sabi: muebles orgánicos, sencillos y naturales

En última instancia, todo es cuestión de equilibrio. Las piezas artesanales en bruto y los muebles de madera rústica o inacabada transmiten más naturalidad y sencillez, mientras que el cuero suave como la mantequilla invita a la relajación y añade el confort deseado.

Freepik
Freepik

La funcionalidad y la versatilidad son la clave

Hay que prestar atención a la funcionalidad y elegir piezas que sean prácticas, ligeras, versátiles y multifuncionales. El mobiliario debe ser sencillo, poco ornamentado y que desprenda ligereza, al igual que el deseado espíritu de vida. Las piezas pequeñas deben ser versátiles y cumplir múltiples funciones. Bancos que pueden servir de mesas auxiliares, pufs que pueden utilizarse como reposapiés, escaleras que también pueden servir de estanterías. La decoración de las casas modulares debe ser en sí misma modular, respetando así la esencia del concepto y maximizando la funcionalidad, la creatividad y la inspiración que el espacio puede proporcionar. Todo ello contribuye a crear un espacio con más vida, en el que todo cambia en un instante.

Freepik
Freepik

Texturas cálidas y acogedoras

Para crear un ambiente acogedor, es importante añadir algunas mantas cálidas y suaves. Puedes optar por el punto natural o grueso y añadir algunos cojines grandes y mullidos que puedan utilizarse también en el exterior.  Unas velas blancas pueden completar el look y añadir un toque romántico. En cuanto a las cortinas, se recomiendan tejidos más ligeros como el lino o el algodón orgánico.

Freepik
Freepik

Elementos naturales

El concepto arquitectónico modular se funde con la propia naturaleza. Por ello, es fundamental utilizar los elementos naturales como la gran fuente de inspiración para el diseño de los ambientes. Todos los ambientes ganan cuando incluyen elementos inspirados en la naturaleza. Pueden ser plantas y ramas secas, pero también otros materiales naturales como conchas, piedras, cuero o fibras vegetales como el "ratán", que tienen el poder de traer el mundo exterior al hogar.

Freepik
Freepik

Algunos grandes detalles:

Filosofía de la vida: es muy fácil desordenar cuando se trata de espacios pequeños. Tanto si se trata de una sola cosa fuera de lugar como de muchas, lo cierto es que el espacio se reduce. Aprendes a vivir como en un barco, siempre con todo en el lugar correcto y nunca más tendrás que buscar nada.

 

Inspiración: los espacios pequeños te inspiran a ser minimalista y a vivir sólo con lo que más valoras. En otras palabras, ayuda a clasificar, enfatizar y valorar lo que es realmente importante.

Mayor desafío: en un espacio reducido es importante reducir todo a lo indispensable. Por eso es tan importante la funcionalidad y la versatilidad. Una forma de aprender a ahorrar tiempo y dinero. Una forma de aprender a tener paciencia, a saber esperar y a centrarse en un proyecto o cosa a la vez.

Y por último: decorar espacios pequeños no es nada fácil: la eficiencia del espacio y las tendencias de la moda no suelen ir de la mano, pero es crucial que la decoración del espacio maximice su valor y funcionalidad. Así que aquí tienes algunos consejos para decorar espacios pequeños y desafiantes:

  • Utiliza un color claro en las paredes para aumentar la percepción del espacio y crear coherencia.
  • Pinta los techos de blanco para que reflejen la luz y parezcan más altos.
  • Apuesta por muebles polivalentes para maximizar el almacenamiento y la funcionalidad.
  • Utiliza los muebles en la proporción adecuada: la escala puede romper una habitación.
  • Utiliza espejos para que el espacio parezca más grande.
  • Presta atención a los detalles. En los espacios pequeños, cada detalle cuenta.
  • Amplía el espacio vital en el exterior: las terrazas, los patios y los balcones son perfectos para vivir al aire libre.
  • Controla el desorden. Cuanto menos tengas, menos tendrás que limpiar u ordenar. Puedes crear un reto y por cada cosa nueva que compres, donas una vieja.
  • Utiliza los rincones y grietas como espacio de almacenamiento. Inspírate en la arquitectura náutica.
  • Utiliza patrones y texturas para añadir un toque especial y personal a tu hogar.
  • Olvídate de todas estas reglas y haz que tu casa sea tuya.
  • Olvida la regla anterior y, si quieres convertir tu casa modular en un hábitat de ensueño, contrata a un diseñador de interiores que lo haga mejor que tú.