Información sobre vivienda y economía

España, de los países de la UE que más recauda con el impuesto a las herencias

Autor: Redacción

Las renuncias a herencias se han disparado un 250% en España desde 2007. Y gran parte de la culpa de que cada vez más personas tengan que abandonar su legado está en los elevados impuestos cobran las comunidades autónomas, encargadas de recaudar el Impuesto de Sucesiones y Donaciones.

Se calcula que el Estado recauda en torno al 0,2% del PIB a través de esta figura tributaria, un porcentaje similar al que registran otros países de la Unión Europea como Alemania, Dinamarca, Reino Unido, Luxemburgo, Finlandia o Malta. Sin embargo, los socios europeos que gravan las herencias son minoría en el Viejo Continente.

Un total de 15 países no recaudan nada a través de este tipo de gravámenes, mientras que en otros la cifra es testimonial: tanto en Irlanda como en Grecia, la recaudación equivale al 0,1%.

Hasta en siete países la recaudación se sitúa en el 0,2%, entre los que están España, Alemania y Reino Unido, mientras que en otros cuatro el porcentaje es superior. Bélgica lidera la tabla con un 0,7% del PIB; seguido de Francia, con un 0,5%; Bulgaria, con un 0,3% y Países Bajos, con otro 0,3%. Entre los socios comunitarios que no recaudan nada a través de esta figura fiscal destacan Italia, Portugal, los países del este, Austria y Suecia.

España enfila un récord de renuncias

Las renuncias a herencias cada año van a más. Y, a falta de los datos de los últimos meses de 2017, no podemos descartar que se produzca un nuevo récord. 

Entre enero y septiembre del pasado ejercicio se produjeron cerca de 31.700 renuncias, por lo que arroja una media de unas 3.520 al mes. Si tenemos en cuenta que falta por contabilizar el último trimestre, el balance final de 2017 podría superar las 40.000. Sería un nuevo máximo. De momento, el récord son las 38.791 que se produjeron en 2016.

Por regiones, Andalucía y Cataluña son las que registran más renuncias, seguidas de Asturias, La Rioja y Baleares, aunque otras regiones como Madrid, Castilla y León y Galicia ofrecen bonificaciones de hasta el 99% en el Impuesto de Sucesiones. Actualmente, Aragón es la comunidad que más penaliza las herencias.