Comentarios: 0
Este es el coste de la crisis energética en cada país europeo
Visual Capitalist
Autor
Redacción

Europa se esfuerza por reducir su dependencia de los combustibles fósiles rusos.

Mientras los precios del gas en Europa se disparan ocho veces su media de 10 años, los países están introduciendo políticas para frenar el impacto del aumento de precios en los hogares y las empresas. Éstas incluyen desde ayudas al coste de la vida hasta la regulación de los precios al por mayor. En total, la financiación de estas iniciativas ha alcanzado los 276.000 millones de dólares hasta agosto.

Con el continente sumido en la incertidumbre, el gráfico muestra la financiación asignada por país en respuesta a la crisis energética.

La crisis energética, en cifras

Utilizando datos del think tank europeo Bruegel, Alemania lleva gastados más de 60.000 millones de dólares para combatir el aumento de los precios de la energía. Entre las principales medidas se incluye un subsidio energético único de 300 dólares para los trabajadores, además de 147 millones de dólares en fondos para las familias con bajos ingresos. Aun así, se prevé que los costes energéticos aumenten en 500 dólares más este año para los hogares.

En Italia, los trabajadores y pensionistas recibirán una bonificación de 200 dólares por el coste de la vida. Se introdujeron medidas adicionales, como créditos fiscales para las industrias con alto consumo de energía, incluido un fondo de 800 millones de dólares para el sector del automóvil.

Con la previsión de que las facturas de energía se tripliquen durante el invierno, los hogares del Reino Unido recibirán una subvención de 477 dólares en invierno para ayudar a cubrir los costes de la electricidad.

Mientras tanto, muchos países de Europa del Este -cuyos hogares gastan un mayor porcentaje de sus ingresos en costes energéticos- están gastando más en la crisis energética como porcentaje del PIB. Grecia es el país que más gasta, con un 3,7% del PIB. Pero España tampoco se queda atrás, gasta un 2,3% de su PIB.  

El pasado 25 de marzo de 2022 España obtuvo el permiso de la UE para aplicar medidas únicas de reducción de los precios de la electricidad teniendo en cuenta, junto con Portugal, su condición de "isla energética" (la interconexión eléctrica de España con el norte de Europa es de sólo el 2,8%). Esto se traducirá probablemente en topes de precios para rebajar el papel del gas como fijador de precios en el mercado eléctrico.

Ver comentarios (0) / Comentar

Para poder comentar debes Acceder con tu cuenta

Publicidad