Información sobre vivienda y economía

Las inmobiliarias británicas se hunden en bolsa y los analistas recortan en masa sus valoraciones

Autor: Redacción

La victoria del ‘Brexit’ ya está teniendo consecuencias en el sector inmobiliario británico. Al menos, en los mercados financieros.

Las compañías inmobiliarias que cotizan en bolsa se han hundido en bolsa en las últimas dos sesiones. En concreto, sus acciones han caído un 23%, lo que significa que prácticamente han perdido una cuarta parte de su valor de mercado. Para hacerse una idea de lo fuerte que ha sido el descenso basta recordar que el Ibex 35, que ha recibido el 'Brexit' con su mayor caída de la historia, se ha dejado algo menos de un 15% en las dos últimas jornadas.

Y eso no es todo: ante el proceso de desconexión de Reino Unido de la Unión Europea, las grandes casas de análisis han recortado en bloque las previsiones sobre el sector, lo que deja entrever que se enfrentará a una travesía por el desierto en los próximos meses, mientras el país y los todavía socios europeos definen la hoja de ruta a seguir y los términos en los que se producirá la salida.

El banco de inversión estadounidense Morgan Stanley, por ejemplo, ha decidido recortar en un 20% el precio objetivo del sector inmobiliario británico. Es decir, ahora cree que su techo en bolsa está un 20% por debajo que antes de conocer el resultado del referéndum.

En su opinión, el impacto del ‘Brexit’ en la industria puede ser significativo, lo que afectará a los alquileres y a las inversiones en las propiedades de Londres. Morgan Stanley vaticina una caída del precio de los alquileres en la capital británica del 15% durante el próximo año y medio, así como mayores descuentos sobre el valor neto de los activos (NAV, por sus siglas en inglés).

Otro banco de inversión que ha metido tijera a las valoraciones de las inmobiliarias británicas es el suizo UBS. En su caso, la firma predice una caída de la demanda de oficinas en el futuro como consecuencia de la reducción del PIB y la ralentización en la creación de empleo que se espera en Reino Unido. Así, insiste, la mayor amenaza para la industria está en una pérdida de interés en Londres y en las oficinas de la metrópoli derivada de la elevada exposición directa a los inquilinos del sector financiero.

Ayer mismo, la Asociación Bancaria Europea (EBA) dejó entrever que trasladará su sede desde Londres a París o Fráncfort, de acuerdo con el diario Cinco Días.

Las decisiones que han tomado estas entidades ya estaban previstas. Según los expertos consultados por idealista/news, el mercado inmobiliario británico se enfrenta a una devaluación de dos dígitos, aunque de momento se descarta un desplome.

La caída de la libra frente a divisas como el euro o el dólar podría provocar, además de un descenso en los precios, una ralentización en la adquisición de viviendas en el extranjero por parte de los británicos, algo que afectaría de lleno a España ya que son los principales compradores foráneos. Detrás de las previsiones se esconde, por tanto, un pronóstico claro: la llegada de un ciclo de corrección en el ladrillo de Reino Unido.

Artículo visto en
La valoración de las inmobiliarias británicas cae un 20% (El Economista)