Información sobre vivienda y economía

El coeficiente de caja del 100% (1)

El coeficiente de caja del "100%" es algo que va asociado a un sistema monetario basado en un patrón real, el patrón oro, por ejemplo. Intentaré explicar en qué consiste esto. Imaginemos un sistema monetario-oro porque eso simplifica la explicación. Pongamos un herrero que produce 10 arados cada mes pero que solo consume 6 arados para sostener su vida y ahorra 4 arados. En una economía primitiva, sin dinero, este herrero podría almacenar esos 4 arados ahorrados para cubrir los gastos de su vejez. Este sistema de conservar el ahorro es extremadamente ineficiente. Imaginemos que el coste de uno de estos arados es de 70 unidades y está formado por materiales por valor de 30 unidades, uSo de capital por valor de 10 unidades y trabajo del herrero por valor de 30 unidades. Si el herrero conserva su ahorro conservando los arados en un almacén, cada arado almacenado extraerá de la economía y mantendrá congelados recursos por valor de 70 unidades. El valor económico de un arado almacenado y no usado es cero, así que temporalmente, 70 unidades de valor económico han sido destruidas. Lo que causa un empobrecimiento general. En una economía con dinero, el herrero entregará al mercado esos arados ahorrados de forma que otros agentes puedan utilizarlos para generar riqueza y obtendrá a cambio monedas de oro. Las monedas de oro tienen un valor económico nulo y son solo una representación simbólica, el reconocimiento de una deuda. En este momento, el herrero ha entregado su ahorro al conjunto de la economía y mientras guarde sus monedas de oro bajo el colchón, ese ahorro seguirá estando en manos del conjunto de la economía (El acaparador de dinero no extrae riqueza de la economía sino justo lo contrario). El herrero, utilizando un banco, puede asignar a un agente concreto de la economía el ahorro, que en forma de arados, ha depositado antes en el mercado. Por ejemplo: quizás decida emplear su ahorro para financiar a cierta empresa. Entregará al banco sus monedas de oro y le encargará comprar acciones o bonos de esa empresa. La empresa, con esas monedas de oro del herrero, extraerá del mercado los arados que previamente había depositado el herrero en el mercado (arados o bienes de igual valor que necesite esa empresa). El banco, entonces, custodiará en una cuenta de valores las acciones o bonos del herrero. El herrero deja de tener dinero y ahora tiene en su cuenta acciones o bonos. Esta cuenta de valores está respaldada al 100%, si el herrero tiene 430 acciones en su cuenta de valores, el banco debe respaldar la anotación de 430 acciones en la cuenta de valores con 430 acciones “físicas” continúa...

Para poder comentar debes Acceder con tu cuenta