Información sobre vivienda y economía

La particular arquitectura de Pyongyang: la capital de Corea del Norte anclada en el pasado

Raphael Olivier
Raphael Olivier
Autor: Redacción

El aislamiento en el que se encuentra la dictadura de Corea del Norte, tanto por las sanciones internacionales como por el autoritarismo del régimen dirigido por Kim Jong-un, convierte a sus ciudades en una foto fija, con edificios anclados en los años 50 y 60 al más puro estilo de un régimen comunista. El Modernismo y Brutalismo que dominaron en la URSS o la China de Mao Tse-Tung se unen a la propia cultura coreana, una de las más antiguas del planeta.

El fotógrafo francés Raphael Olivier ha entrado en un país que poco a poco se abre al turismo para enseñar sus ‘grandezas’ al mundo, pero siempre controlado por las autoridades. Tras la Guerra de Corea, la península se dividió en dos países, Norte y Sur, marcando grandes diferencias después de más de 50 años de división, y donde se encuentra uno de los muros del planeta.

Pyongyang, su capital, es el centro neurálgico de las visitas donde se puede encontrar el Arco de la Reunificación, el Monumento del Partido de los Trabajadores o el famoso Hotel Ruygyong, entre otros mastodontes. Las familias se concentran en grandes rascacielos construidos durante la reconstrucción de la ciudad tras la guerra. La arquitectura norcoreana se basa no solo en la influencia comunista, sino también en sus construcciones ancestrales, con formas redondas y oblicuas y colores llamativos.