Información sobre vivienda y economía

Una piscina infinita en la azotea de un rascacielos y sin entrada, el último proyecto loco de Londres

Compass Pools
Compass Pools
Autor: Redacción

Una piscina infinita con vistas de 360 grados en la azotea de un rascacielos y sin puerta de acceso, el último proyecto arquitectónico rocambolesco de Londres. La instalación tendría una capacidad de 600.000 litros sobre la cúspide del edificio Infinity London, de 55 pisos.

La compañía que ha presentado esta idea ‘transgresora’ es Compass Pools, que afirman que “será el único edificio del mundo que incorpora una piscina infinita de 360 grados”.

Compass Pools
Compass Pools

La piscina estará hecha de acrílico fundido y contará con las paredes y el suelo transparentes, por lo que los visitantes de abajo podrán ver a los nadadores chapoteando sobre ellos.

Para mantener las vistas, no hay escaleras en el exterior de la piscina o del edificio; en cambio, una escalera de caracol que gira y se eleva a través del agua proporciona acceso para los nadadores.

"Nos enfrentamos a algunos desafíos técnicos muy importantes en este edificio, el mayor de ellos es cómo llegar realmente a la piscina", dijo el diseñador técnico de Compass Pools, Alex Kemsley.

Compass Pools
Compass Pools

“La solución se basa en la idea de la puerta de un submarino, junto con una escalera de caracol que se eleva desde el piso inferior cuando alguien quiere entrar o salir: es la vanguardia absoluta del diseño de piscinas y edificios, un poco al estilo James Bond”, añade.

Además, dispondrá de un anemómetro para controlar la velocidad del viento y un ordenador regulará la temperatura de la piscina, que se calentará usando la energía residual del sistema de aire acondicionado, como que el agua no se derrame al exterior.