Información sobre vivienda y economía

Cara y cruz para las islas artificiales de Dubái: Palm Jumeirah está muy cerca de estar completada

Vista aérea de Palm Jumeirah
Palm Jumeirah, la mayor isla artificial jamás construida / Nakheel
Autor: Redacción

Después de más de dos décadas de edificación y dos crisis económicas por medio, el complejo Palm Jumeirah de Dubai, la mayor isla artificial construida por el hombre, está mucho más cerca de completar su faraónica construcción. Sus más de dos kilómetros de tronco, 17 hojas y una media luna que sumó de la nada más de 70 kilómetros a la costa del emirato cuenta con villas de lujo, hoteles de alta gama, centros comerciales y mucho ocio.

Las islas artificiales creadas en la costa de Dubai son un claro ejemplo de la ostentosidad de los líderes de los Emiratos Árabes Unidos (EAU), capaces de crear de la nada un terreno con forma de palmera y una media luna para albergar casas y hoteles de lujo, y todo tipo de detalles para vivir allí. Sin embargo, la crisis económica de 2008 que desembocó en el estallido de la burbuja inmobiliaria, la crisis del crudo de 2014, la polémica medioambiental creada en torno a su construcción y el veto de Arabia Saudí, con el apoyo de EEUU, ha dejado varios años de retraso a ver completada esta faraónica construcción.

De hecho, Palm Jumeirah, como se conoce a la isla más avanzada de las tres previstas, iba a contar en su momento, allá por el comienzo del milenio, con una Trump Tower de 48 plantas. Ese proyecto acabó en nada, como muchos otros, pero también se han levantado viviendas de lujo para más de 100.000 personas, decenas de hoteles de alto standing, y está en proyecto varios centros comerciales y torres de oficinas.

El promotor estatal Nakheel afirma que están agregando los toques finales, casi 20 años después de empezar a dragar el fondo marino para sacar la arena que ha formado esta isla artificial, que no ha contado con el apoyo de las organizaciones ecológicas, que lo ven como un desastre para la flora y fauna marina del Golfo Pérsico.

Palm Jumeirah se compone de un tronco unido a la península arábica de dos kilómetros. De él emanan 17 hojas de palmera, donde se construyeron las viviendas de lujo. Alrededor de esta isla palmera artificial también se levantó de la nada una media luna, que es donde están los hoteles, centros comerciales y zonas de ocio.

Muchas de las viviendas se entregaron en 2006, en pleno boom inmobiliario mundial. Los hoteles se fueron entregando y hasta se abrió un parque acuático, pero la crisis lo paralizó todo y muchos proyectos quedaron en nada.

Después de varios años sin casi movimientos, parece que en este último tramo se están proyectando varios ‘Mall’ (centro comercial) y el llamado The Palm Tower, un hotel y torre residencial de 52 plantas, con precios a partir de los dos millones de euros. También está en proyecto Palm360, otro proyecto hotelero y residencial formado por dos torres, donde se quiere montar el ‘skypool’ más grande del mundo, sobre 170 metros del nivel del mar.