Información sobre vivienda y economía

Robert Shiller: “Antes de la burbuja inmobiliaria todo el mundo quería ser capitalista y propietario”

Wikimedia commons
Wikimedia commons
Autor: Redacción

“Una buena inversión es como el diagnóstico de una enfermedad mental: para entender cómo se fijan los precios de los valores debes fijarte en algo que está barato ahora y que subirá después. Eso significa que debes adivinar cómo piensa la gente. Estás más cerca del psiquiatra de lo que piensas”, dice el premio Nobel de Economía en 2013 Robert Shiller, especialista en burbujas financieras.

Está considerado uno de los más clarividentes economistas políticos de nuestro tiempo. Es conocido por sus brillantes previsiones, y su libro 'Exhuberancia irracional' definió los hechos que desembocaron en la crisis de la bolsa del 2000, la famosa burbuja de las ‘.com’. 

Sus ideas se basan en cómo la psicología humana impulsa la economía y la dinámica de los mercados. Por sus análisis empíricos de los precios de los activos, el profesor Shiller fue galardonado con el Nobel.

Como promotor de un movimiento llamado 'finanzas del comportamiento' (behavioral finance, en inglés), Shiller está convencido de que “el cerebro humano está cableado para crear cuentos”, y que detrás de las decisiones de inversión, uno de los factores más destacados es el pensamiento narrativo. 

Esto básicamente significa que los cuentos que nos inventamos son los que hacen que los precios de los valores suban o bajen, y cuando se exageran [los cuentos] pueden conducir a la manipulación de precios y a las burbujas

La ansiedad, la nueva normalidad

Cuando se le pregunta por la actualidad, el profesor Shiller afirma que estamos en “la edad de la ansiedad”. En efecto, el mundo está cambiando rápidamente y el ritmo de los cambios puede ser angustiante. Se refiere especialmente a los avances en las nuevas tecnologías: mantenerse a la última es prácticamente imposible.

La cantidad de nuevos dispositivos y aplicaciones es abrumadora. Por un lado es fascinante y útil, pero también hacen que la gente tema por su futuro. ¿Cómo será el mundo dentro de 20 años? ¿Cómo se va a transformar el mercado laboral? ¿Qué habilidades serán las más deseadas y valoradas? 

Para Shiller, nadie puede responder a estas preguntas. “Todo eso nos conduce a la sensación de que viene un mundo diferente con mucho más riesgo para la gente de lo que estaban acostumbradas. Y también es un mundo desigual: el miedo a la desigualdad también está creciendo”, asegura.

El aumento de la desigualdad y el rápido progreso tecnológico, unidos al estancamiento secular, forman un trío desfavorable. Eso produce lo que llamamos ‘The New Normal’ (la nueva economía de la normalidad), como el profesor Shiller la denominó.

“Cuando las personas tienen miedo, entonces quieren ahorrar más y recortar sus gastos, lo cual debilita la economía, pero, al mismo tiempo empuja los precios de los valores al alza”, sentencia. ¿Está la ansiedad de hoy alimentando la Nueva Normalidad?

Para desarrollar el tema de los últimos crecimientos económicos, el profesor Shiller cita su libro ‘Exuberancia irracional’: “Una de las cosas que quería hacer en mi libro, era pensar en los auges económicos como epidemias de ideas o cuentos que influyen de cerca en la inversión y que causan hasta cierto punto la manipulación de los precios. Mi idea es que se debe tratar los periodos de auge económico como  si fueran algo diagnosticable”.

El 'cuento' de Bush

El profesor considera que el periodo 1982-2000 (cambio de Milenio) estuvo impulsado por nuevos inventos como internet, por la fascinación omnipresente hacia las empresas, o por los cambios geopolíticos. 

La gente se sintió inspirada por la llegada del nuevo Milenio y se dejó llevar por visiones optimistas: estaban animados por la expectativa común de que iban a ocurrir grandes cosas tan pronto como cambiara la fecha.

El segundo boom, llamado ‘boom de la Sociedad de Propietarios’ (2003-2007), obtuvo su nombre de una frase usada por George W. Bush durante su campaña presidencial. El entonces candidato defendió la idea de que todo el mundo debía convertirse en un “capitalista y propietario”, y que este era el camino a la prosperidad. 

Bush fue muy convincente. Todo el mundo quería ser capitalista y propietario. Ese cuento, según el profesor Shiller, fue el culpable de inflar la burbuja inmobiliaria.

Los dos mencionados periodos de auge económico a los que se refiere Shiller fueron provocados por un exceso de optimismo. Por el contrario, el actual ‘The New Normal’, se deriva de un contexto muy diferente: el mundo ha sido sacudido por la crisis financiera y el temor a otra depresión amenaza a la economía

Las circunstancias no son del todo estimulantes, y el pesimismo se hace ampliamente presente. Por esa razón, puede parecer paradójico que vayamos a tener otro boom económico ahora. Sin embargo, el profesor Shiller se muestra “preocupado por la sobrevaloración de activos y preocupado por el tipo de cuentos que están circulando”.

¿Se preocupa sin motivo el profesor  Shiller? El tiempo lo dirá. Ningún sistema de conocimiento experto, no importa cuán avanzado y científico sea, puede predecir la próxima burbuja especulativa. En última instancia, habrá que tener en cuenta que el comportamiento humano y las decisiones humanas son los que impulsan los mercados; y estos dos factores son demasiado erráticos e inconsistentes en cualquier sistema.

Nota: entrevista realizada por Barbara Lejczak con motivo de la Suisse Investment Conference en Asia, donde Robert Shiller dio una conferencia titulada 'El arte de la inversión'. Cortesía de Credit Suisse.