Información sobre vivienda y economía

¿Por qué nadie quiere comprar este espectacular e histórico castillo medieval?

Castillo medieval en venta en idealista
Autor: Redacción

El Castillo de Castilnovo está a la venta desde hace algo más de un año por 15 millones de euros. A pesar de que su anuncio en idealista lleva en este tiempo más de 105.000 visitas, la agencia inmobiliaria que lo comercializa, Arcosa, apenas ha recibido medio centenar de contactos comerciales, y ninguno de ellos ha cristalizado en una oferta en firme. ¿Por qué?

Una de las principales razones es su precio. La etiqueta de 15 millones de euros lo convierte en la decimotercera propiedad más cara de entre las cerca de un millón de propiedades a la venta que se anuncian en idealista.

Además, aunque el inmueble se encuentra en buen estado y no necesitaría demasiados trabajos de actualización, pesa sobre él una hipoteca de casi 50.000 euros más. Aunque la propiedad está abierta a negociar, de momento no ha aparecido ningún comprador dispuesto a asumir semejante inversión. 

Por esta fortaleza de estilo gótico-mudéjar han pasado grandes personajes como Juana ‘la Loca’ –que vivió allí una temporada tras la muerte de Felipe ‘el Hermoso’– o los Reyes Católicos, que la convirtieron en residencia palaciega. Además, fue declarado Bien de Interés Cultural en 1931. 

Aunque como testigo de la historia medieval española no tiene parangón, otra cosa muy distinta es su ‘vida laboral’: el Castillo de Castilnovo no ha sido demasiado rentable en sus últimas aventuras empresariales.  

Propiedad del empresario y coleccionista José Gárate Murillo, en abril de 2012 la fortaleza abrió sus puertas como hotel-restaurante especializado en banquetes de boda. Tras adquirir el castillo, Gárate Murillo levantó un salón con capacidad para unas 400 personas y cocinas en las que empleó a parte de los alrededor de 100 vecinos de Condado de Castilnovo. Sin embargo, únicamente estuvo en funcionamiento algo más de un año. Hoy cerrado al público y esperando nuevo comprador. 

El Castillo de Castilnovo cuenta con 5.457 m2 construidos y cinco plantas con 21 dormitorios y 24 cuartos de baño, todo ello en buen estado de conservación. Además es un importante museo de arte hispano-mexicano, ya que fue utilizado por José Gárate Murillo, presidente de la Fundación Cultural Hispano-Mexicana, como lugar de encuentro entre ambos países.