Información sobre vivienda y economía

La estrecha relación del paro de larga duración y el precio de la vivienda en Barcelona

En Barcelona hay 29.078 personas que llevan más de un año sin trabajo y sus ingresos familiares dependen de la prestación por desempleo. En el mejor de los casos, eso supone unos 1.100 euros al mes pero, superados los dos años, dejan de cobrarlos. Son los llamados parados de larga duración.

Sant Andreu y El Raval son los barrios donde más personas cobran la prestación más baja por su situación laboral, 1.212 personas y 1.197 respectivamente. Pero ninguno de ellos pertenece a los distritos de Horta-Guinardó, Nou Barris y Sant Martí, donde el peso de parados de larga duración sobre su población activa es mayor. Aun así, mientras que en Nou Barris y Horta-Guinardó los precios del alquiler, los más bajos de la ciudad, van en sintonía a su tasa de desempleo, Sant Martí es el tercer distrito más caro para vivir: un 18,6 €/m2 el precio del alquiler.

Según se puede observar en el mapa, el precio de la vivienda parece ir de la mano con el porcentaje de parados en los distritos. Cuanto más parados hay, más bajo es el alquiler. Barcelona es la población con el precio medio del alquiler más alto de España, con un 17,8 €/m2 registrado en junio 2017, y, a la vez, uno de los municipios donde el paro es de los más bajos, con un 7,25% sobre su población activa. Con todo, los desempleados que llevan más de 12 meses sin una oportunidad laboral, los más difíciles de gestionar, son un tercio de los parados y un 2,93% del total de su población ocupada. 

Horta-Guinardó y Nou Barris: paro alto, precios bajos

En estos distritos, donde el paro está por encima de la media de ciudad, son los mismos donde el alquiler es más bajo.

Horta-Guinardó es el distrito con mayor porcentaje de personas sin salario, con un 15,4% de personas desempleadas y, a la vez, donde hay más afectados por el paro de larga duración: un 6,5% sobre toda la población activa de Barcelona. Los precios del alquiler en este distrito están en 13,5 €/m2, el tercero más bajo de la ciudad.

Nou Barris, junto a Sant Andreu, tiene el precio medio del alquiler más bajo de la ciudad, 12,2€/m2. Sin embargo, mientras la tasa de paro registrada en junio para Nou Barris está en 12,4%, en Sant Andreu supone un 6,8% de su población activa, por debajo de la media de la ciudad. 

Sant Martí, el distrito que rompe la regla

Hay un distrito en Barcelona donde las personas sin prestación o a punto de acabarse no impactan de igual forma sobre el precio del alquiler. Es Sant Martí, donde el precio medio está en los 18,6 €/m2, uno de los más altos, y en cambio cuenta con un 11,1% de desempleados, de los cuales 42,8% son de larga duración (un 4,8% sobre el total de población activa), uno de los porcentajes más elevados. Si desgranamos por barrios, solo hay tres que están por debajo de la tasa de desempleo: el Parc i la Llacuna del Poblenou, El Poblenou y la Vila Olímpica mejoran el dato.

Ciutat Vella es el distrito con el pico más alto de los precios del alquiler en Barcelona, con 20,2 €/m2 al mes, y, aunque tiene el paro de larga duración de los más bajos, un 36% del total de sus desempleados, su tasa de paro está en el 8,4%.

 Los distritos con mayor tasa de empleo, los precios de venta más altos

Los distritos con los precios de venta más altos en junio de este año, en dos de ellos coincide con los distritos donde se registra la tasa de paro más baja. Esos son, Sarrià-Sant Gervasi y les Corts. El primero, con el precio por m2 más alto en venta (5.136 euros/m2) cuenta con un 2,2% de tasa de desempleo. En el caso de Les Corts el desempleo solo afecta a un 3% de su población y registra un precio de venta de 5.093 euros/m2.

 Por su parte,  L’Eixample,  con uno de los precios por m2 de venta de los más altos, 5.057 euros/m2, tiene una tasa algo mayor a los dos anteriores distritos, un 5,4% de parados, aunque sigue estando por debajo de la media. Los parados de larga duración representan un 37,4% de sus desempleados.

Dentro de los distritos con la tasa de paro más baja está Gràcia, con 3,8% de parados, y el precio de venta en esta zona está en 3.875 euros/m2, un precio por debajo de la media de la ciudad, que se sitúa en los 4253 euros/m2, y de los más estables.