Información sobre vivienda y economía

Así será el nuevo proyecto de Cocheras de Cuatro Caminos en Madrid

Grupo Ibosa
Grupo Ibosa
Autor: Redacción

El Residencial Metropolitan, con más de 400 viviendas previstas por el Grupo Ibosa, un gran parque y edificios dotacionales, parece ver la luz definitiva en pleno centro de Madrid después de que la Junta de Gobierno del Ayuntamiento haya aprobado la modificación del Plan Parcial de la zona. Las cocheras de Metro de Cuatro Caminos terminarán soterradas, y se protegerán los elementos de patrimonio que crearon tanta polémica.

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Madrid ha aprobado el Plan Parcial del ámbito de las Cocheras de Metro de Cuatro Caminos, en el distrito de Chamberí. Con esta aprobación del pasado 17 de enero se subsanan las deficiencias técnicas detectadas en la modificación del Plan General de 2014, que afectaba a esta zona, y que dejaba en un limbo judicial la aprobación del Plan Parcial que ya se acordó en junio del año pasado.

El proyecto Metropolitan recoge una superficie total de 42.401 m², de los que 37.714 m² corresponden a las parcelas residenciales. Habrá 16.026 m2 de zonas verdes, 864 m2 de dotaciones públicas y 10.670 de vías públicas.

El solar ocupa las actuales cocheras de Metro de Madrid de Cuatro Caminos, en la confluencia de las calles Pablo Iglesias, Reina Victoria y Bravo Murillo. Las instalaciones quedarán soterradas por una lámina de hormigón y sobre se ella se levantarán las viviendas, el parque y los edificios dotacionales.

El suelo que puso en venta Metro de Madrid fue adquirido en subasta pública por un colectivo de más de 400 familias que, en régimen de cooperativa de vivienda libre y protegida, que sirve para regenerar este espacio, y que será construida por el Grupo Ibosa.

Este proyecto contempla la construcción de más de 400 viviendas, de las cuales 60 son viviendas de protección oficial. Adicionalmente, incluye un edificio terciario y una parcela dotacional pública con cerca de 7.000 m2 edificables.

El proyecto contempla la construcción de una nueva cochera bajo la zona verde, que supondrá la modernización de las instalaciones. El Ayuntamiento afirma que se protegerán los elementos con valor patrimonial, uno de los puntos que mayor polémica ha generado. La Dirección General de Patrimonio Cultural de la Comunidad de Madrid protege ahora tres elementos existentes como la embocadura del túnel, los restos de fachada de la casa Tuduri a la calle Esquilache y el cerramiento lateral de la nave-cochera a la calle Esquilache. 

Además, parce que existe la posibilidad de trasladar la estructura de cubierta de las actuales cocheras a un emplazamiento adecuado para su conservación.

El siguiente paso para su aprobación definitiva en el Pleno del Ayuntamiento de Madrid pasa por un nuevo periodo de información pública de un mes durante el que se podrán presentar alegaciones al Plan Parcial. Cuando se estudien las alegaciones presentadas, si se presentan, se elevará al Pleno.