Información sobre vivienda y economía

CBRE: “La inversión en residencial es la solución al problema de la vivienda en alquiler”

Autor: Redacción

El volumen del mercado de inversión residencial en España cerró 2018 con 4.270 millones de euros, incluyendo operaciones corporativas, una cifra récord incluyendo compras como la de Testa por parte de Blackstone. Según CBRE, la inversión seguirá creciendo fuerte en 2019 pese a la ralentización tanto de la demanda como de los precios. Para Adolfo Ramírez-Escudero, presidente de CBRE España, la entrada de capitales es la solución al problema del alquiler: “La inversión permitirá aumentar la oferta, con lo cual los precios se autorregularán”.

Según el nuevo informe de Tendencias Inmobiliarias elabora por CBRE, 2018 ha vuelto a batir récords de inversión en el sector inmobiliario, con más de 20.000 millones de euros invertidos, un 56% más que en 2017, y de los que casi 8.000 millones corresponden a operaciones corporativas. Entre ellas han destacado la opa de Colonial a Axiare, o la compra de Hispania y Testa por parte de Blackstone.

“La actividad ha sido intensa en todos los sectores, destacando especialmente la desplegada en el sector residencial en alquiler con más de 4.000 millones de euros”, destaca el informe de la consultora, una cifra récord para la inversión en vivienda en España, donde destaca la operación de Testa.

El sector hotelero ha desbancado por primera vez al mercado de oficinas como principal sector de inversión inmobiliaria con 4.806 millones de euros frente a los 4.633 de las oficinas. Para 2019, CBRE afirma que el sector inmobiliario español continuará siendo atractivo, en especial para el inversor extranjero, gracias al crecimiento de la economía española, por encima de otras economías europeas.

El interés inversor será aún mayor en las grandes ciudades, donde se mantiene al alza la demanda, que impulsará a su vez las rentas y precios, en particular en el mercado residencial y de oficinas.

“Las variables macroeconómicas y una mayor liquidez de los mercados están impulsando la compra de vivienda y la inversión residencial, si bien este crecimiento será menos intenso que en 2018 debido al aumento de la tasa de esfuerzo para el acceso a la vivienda, las expectativas sobre el endurecimiento de las condiciones de financiación y un entorno económico algo más incierto”, según Lola Martínez Brioso, directora de Research de CBRE.

Para la consultora, las estimaciones para 2019 serán de 625.000 transacciones de viviendas, frente a las 600.000 compraventas de 2018, manteniendo la continuidad del crecimiento de la demanda, aunque en tasas más moderadas. Mientras, los precios apuntan a una moderación en el crecimiento, en el entorno de un 4% en 2019, y todavía lejos de los precios alcanzados en el boom.

Para Martínez Brioso, “el perfil de la demanda de inversión residencial es un reflejo de la transformación de este segmento del mercado. Si hace una década la demanda de activos residenciales estaba dominado por patrimonios privados nacionales, en la actualidad son los vehículos de inversión, los fondos institucionales o las aseguradoras, la mayoría participadas por capital extranjero, los actores más activos en este segmento”, concreta.

Para CBRE la incertidumbre normativa y política podría afectar en el corto plazo el actual dinamismo del segmento de inversión residencial. “La ley del alquiler recientemente rechazada en el Congreso no solucionaba el problema de la vivienda. La solución no pasa por regular los precios, el mercado debe autorregularse. La entrada de las socimis ha profesionalizado el sector. De hecho, la llegada de capitales es la solución al problema del alquiler. La inversión permitirá aumentar la oferta, con lo cual los precios se autorregularán solos”, concreta Adolfo Ramírez-Escudero, presidente de CBRE España.