Información sobre vivienda y economía

Krugman asegura que el control de alquileres podría empujar a la gente a ser propietaria

Ganador del premio Nobel de Economía en 2008

Gtres
Gtres
Autor: Redacción

El Nobel de Economía Paul Krugman ha presentado su último libro ‘Contra los zombis. Economía, política y lucha por un futuro mejor’, de la Editorial Crítica, en el que examina una serie de ideas y creencias económicas que son erróneas a través de la recopilación de casi un centenar de artículos.

El economista estadounidense ha hablado con la prensa de todos los asuntos de actualidad nacional e internacional entre los que se incluye el mercado del alquiler de viviendas. Para Krugman, la idea del Gobierno de establecer medidas que incidan sobre el mercado del arrendamiento podría conllevar problemas. “No soy defensor del control de alquileres, ya que restringe la construcción de nuevas casas y podría empujar a la gente a ser propietaria por la incapacidad de obtener vivienda de otro modo”, subraya el experto.

El premio Nobel de economía se une a otras declaraciones de expertos del sector que critican el control del mercado del alquiler.

La Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea) ha señalado los efectos negativos de imponer una limitación de los precios, que van desde una reducción de la oferta de pisos al aumento de los arrendamientos en negro, lo que supondrá un efecto negativo sobre la distribución de la renta y el bienestar.

Para Fernando Encinar, jefe de estudios de idealista, “se proponen medidas a nivel estatal cuando el problema se circunscribe a determinadas ciudades, o más concretamente a algunas zonas de las grandes capitales. El mercado en realidad lo que necesita es reducir las incertidumbres legales para los propietarios, tolerancia cero frente a la okupación y estabilidad normativa tras años de cambios en la legislación de arrendamientos e hipotecas. Pero el futuro gobierno propone lo contrario. Las comunidades y ciudades donde se apliquen estas medidas acabarán teniendo menos oferta de alquiler, menos transacciones y precios más alto con afloramiento de mercado negro”.

Dentro del Gobierno también han surgido voces discordantes como la de la vicepresidenta tercera, Nadia Calviño, que destacó que “las ciudades donde están regulando los alquileres no están teniendo mucho éxito". La también ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital apuesta por aumentar la oferta de vivienda pública de alquiler descartando la limitación de los precios de los arrendamientos.

Pero no solo desde España se hablan de las dudas de imponer un límite de precios al alquiler. El primer ministro luso, Antonio Costa, en una entrevista concedida a Bloomberg, habla de la situación particular de Lisboa (Portugal). “Ya tuvimos la experiencia de congelar las rentas durante 40 años y es una muy mala solución para preservar y renovar la ciudad, porque las restricciones disuadieron a los propietarios a mejorar sus inmuebles. Necesitamos gestionar el mercado para frenar la especulación, pero hay otras herramientas para conseguirlo más allá de congelar las rentas. Quizá en Berlín sí sea una buena solución”, ha asegurado el mandatario portugués.

Marc Stlike, ex-CEO del portal inmobiliario alemán Inmobilienscout24, recalcó en las jornadas inmonext 2020 que “una intervención directa del mercado y podría provocar la huida de muchos inversores”.

Por otro lado, Christian Ammann, CEO de la franquicia inmobiliaria Century 21 en Alemania, explica en una entrevista a idealista/news Portugal que se trata de una “jugada peligrosa” y que su puesta en marcha “no va a aumentar la oferta de casas”.