Información sobre vivienda y economía

Esta pared de ladrillo esconde el cuidado diseño de esta casa pasiva en Inglaterra

Jim Stephenson
Jim Stephenson
Autor: Redacción

Una enorme pared de ladrillo rojo esconde un cuidado diseño en el interior de esta vivienda en Devon (Reino Unido) levantanda bajo los estrictos criterios de estándar Passivhaus, o casas pasivas, de consumo energético casi nulo. 

En un esfuerzo por dar prominencia al entorno rural, el diseño de McLean Quinlan es deliberadamente reducido con formas y materiales simples y limpios. En Reino Unido solo se permiten levantar viviendas de nueva construcción en zonas rurales que se sean "excepcionales e innovadoras". 

El ladrillo se extiende por la casa para ocultar sus otras fachadas, que están envueltas por vidrio y enlucidos oscuros. La envolvente del edificio cumple con el estándar Passivhaus de alta eficiencia energética, logrado utilizando cantidades sustanciales de aislamiento y triple acristalamiento en todas partes, lo que garantiza temperaturas interiores estables y una alta calidad del aire. 

También está equipado con calefacción de fuente de aire, un sistema de recuperación de calor, energía solar y almacenamiento de baterías, que funcionan colectivamente para proporcionar la energía requerida para el hogar. 

En el interior, consta de una sala de estar y una cocina de planta abierta, junto a un patio central, una biblioteca y cuatro dormitorios. Los interiores están diseñados para tener una fuerte conexión con los jardines.