Información sobre vivienda y economía

Luz verde para levantar un desarrollo de viviendas de lujo en Málaga con 75 millones de inversión

Sierra Blanca Estates
Sierra Blanca Estates
Autor: Redacción

La promotora marbellí Sierra Blanca Estates ya tiene luz verde para empezar el desarrollo de su primer proyecto inmobiliario en Málaga: Sierra Blanca Tower.

Se trata de una torre de viviendas de lujo de 71 metros de altura y 21 plantas que forma parte del complejo Málaga Towers, en el que también participa Metrovacesa con el desarrollo de dos torres y que abarca una parcela de unos 55.000 m2. 

Tras haber logrado  la aprobación de los trámites necesarios para obtener su licencia de construcción, Sierra Blanca Estates prevé comenzar las obras en el mes de marzo y asegura que el nuevo proyecto residencial de lujo contará con una inversión de 75 millones de euros.

Sierra Blanca Tower, que se encuentra en el Paseo Marítimo Antonio Banderas y tiene vistas directas al Mediterráneo, dispondrá de 71 viviendas (69 pisos y dos áticos-dúplex) y de áreas comunes y servicios propios de un hotel de cinco estrellas (por ejemplo, servicio de conserjería y seguridad 24 horas, enfermería, zona de 'coworking', ludoteca y sala audiovisual, gimnasio equipado, spa completo, solárium con piscina 'infinity'; piscinas exterior e interior climatizadas y 'pool bar' en la planta ático. 
De momento, la promotora marbellí cuenta con una preventa del 40% de las unidades disponibles.

Las viviendas tienen entre uno y cuatro dormitorios y su diseño interior corre a cargo del estudio local González Casaus en el caso de los apartamentos, y de The One Atelier en el de los áticos, mientras que el diseño exterior del complejo de viviendas (las tres torres) es un trabajo del estudio de arquitectura liderado por Carlos Lamela. 

De momento se desconoce el precio de venta de las viviendas de Sierra Blanca Tower, pero Metrovacesa tiene anunciados en idealista varios inmuebles de las otras dos torres, con precios que oscilan entre los 750.000 euros y los 3,5 millones de euros, dependiendo de la superficie de la vivienda y de la planta en la que se encuentra.