Información sobre vivienda y economía

Desarrollos urbanísticos: los ‘otros’ Madrid Nuevo Norte de Europa

Autor: Redacción

Madrid puede presumir de ser una de las ciudades europeas con el mayor desarrollo urbanístico en marcha gracias a Madrid Nuevo Norte (antigua Operación Chamartín). Si bien con este desarrollo la capital de España se pone a la cabeza en Europa con el mayor proyecto de estas características en cuanto a superficie total, en el viejo continente existen una decena de proyectos similares a esta faraónica obra que está a punto de empezar que le ganan en otros aspectos, como edificabilidad o zonas verdes.

Tras más de 26 años bloqueado, el nuevo desarrollo en la capital española supondrá la extensión de la ciudad en 5,6 kilómetros desde los alrededores de la Plaza de Castilla hasta la proximidad del monte de El Pardo, generando así una nueva zona económica en la ciudad, tal y como ha recogido El Economista en un reportaje.

Los ‘otros’ Madrid Nuevo Norte

Un caso similar al de Madrid Nuevo Norte y su vinculación a la Estación de Chamartín es el de King's Cross, en Londres, que se actualizó, integró y puso en valor una gran estación ferroviaria dentro del entramado de la ciudad. Y es que los nuevos desarrollos urbanísticos que se planean próximos a una estación de transporte es algo que se ha llevado a cabo en distintas ocasiones en Europa.

Bajo este modelo también se ampara Europacity, en Berlín, que se vincula a la estación central de la ciudad, situada a sólo un kilómetro del centro histórico, creando un nuevo barrio entorno a la estación con usos mixtos, zonas verdes y culturales, cambiando totalmente la primera imagen de la ciudad que se llevan los turistas que llegan en tren.

Porta Nouva, en Milán, es otro proyecto representativo de regeneración urbana que sirve de puerta de enlace para conectar tres barrios antes separados del centro de Milán a través de amplias zonas verdes y peatonales, mientras que en Franksurt encontramos a Europaviertel, cuya construcción arrancó en 2005 y supuso el desmantelamiento de gran parte de la playa de vías para reconvertir los antiguos espacios industriales y ferroviarios del distrito de Gallus en un área con mezcla de usos residencial y de negocios.

Proyectos con el uso mixto como punta de lanza

La movilidad sostenible, la densidad y la compacidad son las puntas de lanza de los proyectos  urbanísticos que están marcando la agenda de los últimos años. La mezcla de usos es otra de las claves de los nuevos grandes desarrollos urbanos, que la incorporan en su diseño. La Défense de París o más recientes como Canary Wharf, en Londres, por ejemplo, están siendo ahora revisados en este aspecto para incorporarlos a posteriori para que convivan vivienda, oficinas, comercio de proximidad y equipamientos.

Madrid Nuevo Norte ha aprendido de estas experiencias y de los estudios que ratifican la validez de ese modelo por lo que combinará el desarrollo de distintos tipos de inmuebles. Así, complementando el peso de lo que se destina a actividades económicas, más de un 35% de lo que se levante se destinará a la construcción de un máximo de 10.500 viviendas, de las cuales el 24% tendrán algún tipo de protección.

Asimismo, se levantará un nuevo centro empresarial que contará con algunos de los rascacielos más altos de Europa. Su desarrollo aportará también a la ciudad cerca de medio millón de metros cuadrados de nuevos parques urbanos y zonas verdes entre los que se encuentra un gran parque de 120.000 metros cuadrados que ocupará parte del espacio recuperado por la cubrición de las vías de la red ferroviaria.

Más proyectos

Por su parte, Hafencity en Hamburgo está emplazado a sólo 800 metros del centro de Hamburgo, es un proyecto de regeneración urbana en una zona esencialmente marítima. La extensión del centro de la ciudad permitió dinamizar el centro histórico con una alta densidad edificatoria con inversión mayoritariamente privada. Dividido en 10 barrios, alberga oficinas, zona residencial y una importante área hotelera.

Zuidas, en Ámsterdam, ha pasado de ser una zona aislada de la ciudad a convertirse en una atractiva área residencial que cuenta con el mayor centro de negocios de la ciudad, con 1,6 millones m2 de oficinas.

Por otro lado, en Londres también destaca el proyecto Nine Elms, ubicado a las orillas del Támesis, al que se ha destinado una inversión de más de 16.000 millones para regenerar uno de los últimos distritos industriales de la ciudad en el que se espera que se instalen unas 1.000 empresas, la construcción de unas 20.000 viviendas, zonas verdes y un importante componente de espacios culturales.