Información sobre vivienda y economía

Piso feo, piso bonito: a la hora de venderlo no es lo mismo... (fotos)

Autor: matthieu – bcnhomestaging (colaborador de idealista news)

Artículo escrito por matthieu bouchon, socio y director comercial de Barcelona home staging

¿Se ha vuelto loco nuestro mercado inmobiliario? ¿Por qué hay pisos que se venden en pocas semanas, y otros, aparentemente iguales, en la misma zona y al mismo precio, que apenas reciben visitas y siguen sin encontrar comprador durante muchos meses?

Pues porque las condiciones propias del mercado inmobiliario han cambiado radicalmente. Ya no se vende cualquier cosa a cualquier precio, y el comprador lo sabe. Ha aprendido a ser más exigente, más selectivo, como en cualquier mercado

En otra época, la capacidad de un inmueble a venderse sólo dependía de 3 factores:

- Sus cualidades propiamente inmobiliarias (ubicación, superficie, orientación, etc.)

- Su precio de venta

- La calidad del trabajo comercial realizado para venderlo

Estos 3 criterios siguen siendo los más importantes, pero las nuevas condiciones del mercado inmobiliario añaden, en los últimos años, un 4º Criterio: el estado de presentación del inmueble

Más que nunca, hay que presentar a los compradores un producto (inmobiliario) que quieran comprar, del que se puedan enamorar; algo que les guste a primera vista. Hoy en día, ¿A quién se le ocurre endeudarse años y años para comprar un piso del que no tuvo buen ‘feeling’ desde el primer momento? La mayoría de las personas no tiene esta capacidad de abstracción que permite medir el potencial de un inmueble a primera vista y su reacción cuando visitan un piso por primera vez depende mucho de lo que les salta a la vista: de criterios subjetivos, que mucho tienen que ver con el estado de presentación del piso




 

Muchos pisos están a precios de mercado y tienen buenas cualidades básicas, pero no se venden porque se les ve feos, oscuros, antiguos, gastados, sucios, sobrecargados, tristes... no se puede cambiar la ubicación de un piso, ¡Pero sí que se puede cambiar su presentación!

Está comprobado en el (nuevo) mercado inmobiliario español que un inmueble bien iluminado, despersonalizado, despejado, limpio, fresco, decorado de forma neutra y moderna, tiene muchas más posibilidades de venderse rápidamente y al precio justo: sus fotos generan más clics en idealista, recibe más llamadas, más visitas,; la primera impresión en cada visita es positiva, provoca menos negociación de precio que otros pisos por parte de los compradores y se diferencia de sus competidores (los pisos similares de la zona)

Las técnicas de preparación de inmuebles para el mercado inmobiliario se imponen en España desde el año 2009, después de triunfar en Inglaterra, Alemania, escandinavia y Francia desde los años 90, bajo el nombre ‘home staging’. Se trata de despejar, reparar, pintar, amueblar, decorar, iluminar, modernizar un inmueble, justo lo necesario, para facilitar y acelerar la venta

Un buen profesional de home staging en su zona le aporta todo lo que necesita para optimizar el estado de presentación de su casa, y así facilitar y acelerar la venta: asesoramiento, material, reparaciones leves, trabajos de pintura y de decoración, y financiación a 100%, sin necesidad de inversión inicial

Ya está comprobado que funciona en nuestro país: ¡El 62% de los pisos y casas así ‘optimizados’ se venden en menos de seis semanas!

Visitar la web de Barcelona home staging