Información sobre vivienda y economía

Ideas de decoración: 10 consejos para saber qué colores usar en casa

Javier Bravo
Javier Bravo
Autor: houzz

Todo lo que hay que saber para no equivocarse a la hora de elegir el color de un espacio. ¿Hay colores prohibidos? ¿Es siempre el blanco la mejor opción? ¿Pinto una habitación oscura con un tono intenso? ¿Es buena idea decorar con rayas? Encuentra respuestas a estas y otras preguntas de la mano de tres expertos.

Expertos consultados:

El blanco siempre funciona

Visualmente neutro, realza los colores que tiene a su alrededor. Decorar con blanco es siempre un acierto: los ambientes quedan más amplios, más luminosos y más serenos… y no tienes que preocuparte sobre cómo combinar accesorios, materiales o estilos. Pablo López es uno de los dos fundadores del estudio madrileño Casa Josephine. Para él, la clave del éxito del color blanco es que “no es un color con fuertes connotaciones simbólicas y va perfecto con materiales sencillos”, dice.

Los colores cálidos y tostados están de moda

“En estos momentos, los colores cálidos y tostados, como ocres, mostazas, granates, rosados y anaranjados están de moda”, dice Pablo López, argumentando un regreso a los tonos que primaron en los años 70 y 90: “Es una reacción a los colores fríos y primarios que han sido tendencia últimamente”, remata.

Como en las pasarelas, algunos colores sólo duran una temporada. A la hora de decorar la casa, lo más conveniente es seguir un estilo propio y añadir los colores de tendencia en complementos fáciles de cambiar, como cojines y objetos.

No hay colores prohibidos

No hay ningún color que los expertos no recomienden –ni siquiera el blanco brillante, que se ha ido ganando algunos enemigos que alegan que los espacios quedan menos acogedores. En general, el componente emocional hace que tendamos a decorar la casa con esa gama de colores que conecta con nuestra personalidad y que se refleja, también, en cómo vestimos. De hecho, y tal y como sugiere Joan Montava Rialp, responsable creativo de Titanlux, “solo hay que huir de los colores que nos transmitan sentimientos negativos, aquellos que no den la energía que queremos proyectar en el espacio”.

Sí puedes pintar una habitación oscura de un color intenso

“Recientemente, hemos pintado con buenos resultados un espacio muy pequeño y sin luz natural de un color entre naranja y marrón”, cuenta el experto de Casa Josephine. Así es, los colores intensos se pueden utilizar en habitaciones con poca luz pero toca decantarse por colores luminosos, como azules algo lavados o los marrones que decía Pablo, que son muy cálidos. Lo que sí tienes que tener en cuenta en estos casos es la luz artificial que hay que utilizar.

El truco para decorar con colores pasteles está en los complementos

Hace tiempo que estos colores colonizaron toda la casa, impulsados por el afán de relax y limpieza que imponen dos de los estilos deco dominantes, el nórdico y el contemporáneo. Conviene tener en cuenta que un ambiente íntegramente compuesto por piezas y colores de este estilo puede llegar a cansar con facilidad. La clave está en usar los pasteles como fondos sobre el que pintar acentos y texturas con otros tonos más intensos. ¿Algún consejo de experto? Hablamos con el interiorista del estudio Serge Castella Interiors, Jason Flinn: “Si quieres dar personalidad a espacios pintados en tonos neutros, utiliza las telas, los muebles o las obras de arte para que den ‘el toque”.

Utiliza los colores de la naturaleza para decorar ambientes rústicos

Para un atmósfera natural y sencilla, elige colores neutros y tonos vinculados a la naturaleza –verdes, ocres, beis, grises. Además de la madera como material principal, ten en cuenta los colores de la piedra, el acabado de cemento y algunas piezas de hierro oxidado.

Utiliza colores atemporales en ambientes contemporáneos

Si el blanco sobre blanco te resulta demasiado frío, calienta la habitación con un suelo de madera en tono oscuro. Utiliza un tono gris en la pared y accesorios en colores rosas, como en este espacio, donde suelo y paredes oscuras hacen que el ojo se dirija hacia las vistas de la ventana. En este tipo de ambientes contemporáneos, apuesta por colores que nunca pasen de moda y que den elegancia: rosas, azules, grises, mostazas.

Usa las rayas para jugar visualmente con las dimensiones de los espacios pequeños

Las rayas pueden dar mucha personalidad a espacios arquitectónicamente impersonales y sirven para crear sensaciones ópticas interesantes en espacios pequeños. Las paralelas a las paredes pueden hacer que un espacio corto se vea más largo; las perpendiculares a las paredes, harán que un espacio estrecho se sienta más ancho. ¿Alguna otra idea? “Hay pocos espacios que pidan rayas. Una horizontal es interesante, si hay o si buscas el efecto de un revestimiento de pared tipo zócalo”, dice Jason Flinn.

El secreto para combinar colores es que tengan un color base similar

Hay colores que trabajan bien juntos y otros que no. La clave para acertar es que los colores que elijas vengan del mismo espectro de color. Habría dos tipos: cálidos, que contienen amarillo y rojo; y fríos, que proceden del azul. Todos los colores se forman a partir de estos tres.

En cualquier caso, en cuanto a la pintura, el riesgo no es grave. Lo explica el experto de Titanlux: “Si te apetece probar una combinación, hazlo; cuando te canses, vuelves a pintar. Esto es la magia de la pintura, que puedes transformar un espacio de forma fácil y económica, rápidamente”, cuenta Joan Montava.

No tengas miedo a las combinaciones rompedores

Los espacios donde hay contrastes de color son alegres y vitalistas. Decántate por opciones poderosas, como rosa con fucsia. “Una propuesta sorprendente sería una pared de color rosa empolvado, muebles color verde jade y un sofá amarillo. Es una combinación atrevida que le dará mucha vida a tu hogar”, sugiere Joan.

Otras noticias en Houzz: