Información sobre vivienda y economía

Ideas para sacar partido a una cocina y vender tu casa (fotos)

ideas sobre cómo poner bonita la cocina para vender la casa
Autor: matthieu – bcnhomestaging (colaborador de idealista news)

Artículo escrito por matthieu bouchon, socio y director comercial de Barcelona home staging

A veces se lee o se oye que un comprador ya ha decidido a los pocos segundos de su visita que va a comprar la casa que está viendo. Los profesionales de la preparación de las viviendas para el mercado inmobiliario, no pretenden esto. Pero algo sí es cierto: que en pocos segundos, una persona puede haber decidido ya que no va a comprar la vivienda que está visitando...

Si el potencial comprador se echa atrás justo al entrar en la casa, algo se ha hecho mal; tiempo y dinero se están perdiendo en el proceso comercial. El asesor inmobiliario y el propietario están ‘quemando’ la vivienda en el mercado, y a menos de acordar una rebaja exagerada del precio de venta, ésta no se venderá



 

Muchas casas y muchos pisos tienen, para quien los visita por primera vez, un aspecto desagradable, sea porque están sucios, u oscuros, o viejos… en futuros artículos seguiremos explicando cómo se puede resolver este problema muy concreto, con una inversión inicial mínima o nula. Pero hoy, nos vamos a centrar en un espacio en particular, donde el desajuste entre el aspecto de la vivienda y su potencial más perjudica al vendedor: la cocina

 

Cuando se trata de transmitir a un comprador una primera impresión positiva sobre un piso o una casa, es un error considerar que la cocina es un espacio menor, y desatenderla. Al contrario, es muy importante optimizar la presentación de una cocina, y esto no necesita emprender una reforma costosa

Con el objetivo de generar más clics, más llamadas, más visitas, de facilitar el trabajo comercial, de optimizar la eficacia de cada visita, y de ayudar a vender o alquilar rápidamente y al mejor precio, a continuación están 5 sencillas reglas para la preparación de una cocina:

 

1. Quien visita por primera vez se fija en defectos materiales menores (un azulejo roto, un grifo que gotea, un enchufe descolgado, un cajón desalineado...). reparar estos defectos previamente cuesta muy poco, y así el comprador no menosprecia el estado general de la vivienda



 

2. Cambiar el color de los azulejos, de los armarios y de las encimeras, con pintura o adhesivos, no es demasiado complicado ni caro, y cambia totalmente el estilo de una cocina: se ve de repente más moderna, más atractiva, más cómoda

 

3. Aunque sea inconsciente, a nadie la apetece la presencia de los accesorios de cocina de los actuales propietarios. Hay que eliminar los elementos antiguos o personales, e instalar accesorios nuevos: vajilla, cuencos, plantas artificiales, manteles... los profesionales del home staging ponen a disposición todo este material durante el periodo de venta

 

4. Va sin decir, pero mejor decirlo: es imprescindible asegurar una limpieza impecable y eliminar los malos olores


5. Y como en todos los espacios de la casa, la iluminación de la cocina es crucial a la hora de recibir visitas comerciales. ¡Fuera los neones con su luz Blanca y fría!  instalar focos nuevos y potentes es una solución barata y siempre eficaz para que una cocina entre por los ojos de los futuros compradores o inquilinos

 

Visitar la web de Barcelona home staging