Información sobre vivienda y economía

¿Es posible rescatar el plan de pensiones antes de jubilarse? Estos son los casos que lo permiten

Gtres
Gtres
Autor: Redacción

Los planes de pensiones no suelen permitir que el partícipe recupere todo el dinero antes de que llegue el momento de su jubilación. Sin embargo, si éste sufre un problema de liquidez o de salud sí tiene derecho a recibir las aportaciones realizadas. La invalidez, la dependencia severa, el paro de larga duración o el desahucio de la vivienda habitual son algunos de los escenarios que permiten disponer de los fondos antes de tiempo.

El plan de jubilación es una de las vías de ahorro a largo plazo más utilizadas por los españoles, que buscan asegurarse un colchón económico que les permita mantener su capacidad adquisitiva tras retirarse del mercado laboral.

Sin ir más lejos, la Asociación de Instituciones de Inversión Colectiva y Fondos de Pensiones (Inverco) calcula que los ahorradores tenían más de 104.400 millones de euros invertidos a cierre del primer trimestre del año.

Por regla general, el partícipe no puede disponer del capital aportado hasta que no jubile, aunque hay varias excepciones: cuando sufra un problema de salud o de liquidez sí podrá rescatar los fondos de su plan de pensiones.

Según la normativa actual, tienen que darse algunas de estas circunstancias: además de la jubilación, el fallecimiento, la invalidez o la dependencia severa, también puede recuperar el dinero si, por ejemplo, sufre una enfermedad grave, si se encuentra en una situación de desempleo de larga duración o si va a ser desahuciado.

En los casos de enfermedad grave o paro de larga duración, el partícipe puede disponer parcial o totalmente de los derechos del plan de pensiones. En una situación de desempleo, el ahorrador incluso podrá recuperar el dinero que haya aportado mientras haya estado en paro.

En los últimos años, además, el Gobierno ha incluido el embargo de la vivienda habitual en los supuestos en los que se puede rescatar el plan de pensiones y ha ampliado hasta mayo de 2017 el plazo estipulado para que los ciudadanos puedan acogerse a esta posibilidad para evitar el desalojo.

A principios de este año, con la reforma fiscal, se ha añadido una última contingencia: rescatar las aportaciones que tengan una antigüedad mínima de una década. Así, se podrá empezar a recuperar el dinero depositado a partir del 1 de enero de 2025, que es cuando se cumplen los diez años de la entrada en vigor de la norma.

Un solo pago o varios

Los derechos del ahorrador podrán hacerse efectivos a través de un solo pago o de varios sucesivos, excepto en el supuesto del desahucio de la vivienda, que se produce en un desembolso único para que el ahorrador pueda hacer frente a la deuda.

Por último, no podemos olvidar que para que el partícipe acceda a su dinero, es necesario que todos estos casos estén contemplados en las especificaciones de su plan de pensiones. También debemos recordar que, en el caso de que pueda rescatar su dinero, éste lo recibirá en forma de renta, por lo que, a ojos de Hacienda, las cuantías que cobre tendrán la consideración de rendimientos del trabajo.