Información sobre vivienda y economía

Cataluña está por debajo de la media europea y de la OCDE en inversión en educación

Autor: Redacción

La educación es una de las áreas que más ha sufrido el golpe de la crisis. Con unos ingresos públicos en declive, la necesidad de recortar gastos no solo se convirtió en el objetivo del Estado central, sino que también se extendió a las autonomías.

En Cataluña, por ejemplo, uno de los grandes damnificados fue el mundo de la educación, que vivió recortes de gastos entre 2009 y 2014.

Según un informe de la fundación Jaume Bofill, que reúne las conclusiones de una veintena de expertos, la región destina un 2,8% de su PIB a la inversión en educación, lejos del 4,47% que alcanza la media del conjunto de España y la mitad de lo que destina el promedio de países de la Unión Europea y la OCDE. Finlandia y Suecia, en cambio, destinan casi un 7% de su PIB a educación, mientras que Dinamarca invierte nada menos que un 8,75%.

A pesar de que los expertos constatan que la autonomía empieza a revertir la tendencia de recorte de gastos, aún está lejos de volver a los niveles que alcanzó en el pasado.

“Los recursos económicos que se destinan a educación todavía no alcanzan para dar ese salto necesario "en los próximos tres, cuatro o cinco años", explica Josep Maria Vilalta, director ejecutivo de la Global University Network for Innovation (GUNi), que añade que "el aumento presupuestario, de en torno al 7%, resulta insuficiente para igualar el gasto educativo del 2012 y de momento equipara a Cataluñaa con países como Perú, Laos y Liberia".

El estudio recuerda que las dos partidas presupuestarias más perjudicadas han sido la destinada a formación del profesorado y la asignada a investigación educativa.