Información sobre vivienda y economía

Así se destruye una ciudad ‘Patrimonio de la Humanidad’ para levantar torres de pisos

Creative commons
Creative commons
Autor: Gorka Ramos (colaborador de idealista news)

La semana pasada Valparaíso perdió una casa –otra más– construida en el siglo XlX. En su lugar, una promotora inmobiliaria desarrollará un proyecto de 23 edificios en una superficie de 10 hectáreas. Aunque la ciudad está considerada como ‘Patrimonio de la Humanidad’ desde 2003, las barbaridades urbanísticas se siguen produciendo en la localidad costera de Chile. De hecho, las autoridades chilenas han tratado sin demasiado éxito frenar el proceso de demolición de varias de estas propiedades centenarias.

“Tengo documentación que indica que fue construida hacia 1840", aseguraba Thierry Dardel, cuya familia era propietaria del terreno donde se levantaba el 'jardín suizo', la última de estas históricas propiedades en demolerse para levantar torres de apartamentos turísticos. Su historia se remonta a principios del siglo XlX, cuando un inmigrante francés compró un solar y levanto allí un conocido jardín en el que plantó -junto al bosque nativo- más de 200 árboles exóticos. 

Pero en 2004, la familia Dardel vendió los terrenos a la universidad privada Adolfo Ibañez, quien a su vez traspasó los derechos a la inmobiliaria 'Del puerto spa'. Entonces, la empresa comenzó a pensar en un desarrollo a diez años vista, con una inversión de 90 millones de dólares y un fin bastante desgraciado para el 'jardín suizo'.

El derribo de la casona, que iba a ser calificada como inmueble de conservación histórica, se realizó en base a una resolución municipal firmada dos semanas antes. El permiso daba vía libre a la excavadora para dar comienzo al proyecto ‘Parque Pumpin’: un complejo de 23 edificios

Según el director de obras municipales, el permiso se otorgó tras recibir un oficio de la asesoría jurídica municipal en el que se aclaraba que la empresa "tenía derechos adquiridos”. Vamos, que en la zona ya se están desarrollando varios proyectos inmobiliarios de conocidos desarrolladores chilenos, y la casona derruida era un obstáculo más.

La polémica ha llegado hasta las redes sociales donde un grupo de ciudadanos ha pedido, a través de la web de acción social Avaaz.org, que se detenga “la edificación invasiva y destructiva de Valparaíso”

Los promotores de la iniciativa, que quieren detener el proyecto ‘Parque Pumpin’, aseguran que “Valparaíso es más que turismo” y recuerda que “la ciudad es Patrimonio de la Humanidad por casitas de colores y sus tradiciones, pero llegaron las inmobiliarias y han derribado casas históricas a cambio de edificios modernos con alturas desmedidas”.