Información sobre vivienda y economía

Antes había colas para entrar en las cooperativas de vivienda y ahora hay tortas por salir

Autor: Redacción

Desde que estalló la crisis en 2007 las cooperativas de viviendas ven que cada día que pasa la situación se recrudece. La crisis, la falta de financiación y la caída de los socios provocan que se ha haya paralizado la construcción de 100.000 viviendas. Y la situación no tiene visos de mejorar. Las continuas bajas están provocando la descapitalización de muchas cooperativas

Durante el boom inmobiliario las cooperativas crecieron como setas ante los elevados precios de las viviendas de promotores, con lo que eran un refugio para gente que quería acceder a una vivienda a precios más asequibles, ya que el cooperativista abonaba exclusivamente el coste real de su vivienda

Pero con la crisis la situación ha cambiado radicalmente. La falta de financiación por parte de las entidades financieras para que el proyecto de construcción de viviendas prospere y la caída de socios han llevado a muchas cooperativas a estar en grave peligro. Ahora los socios que se dan de baja se convierten en acreedores ya que solicitan el dinero aportado, dinero que resulta muy complicado de conseguir por no disponer la cooperativa de ello (está invertido en el suelo, por ejemplo)

Si hace un par de años los bancos prestaban a las cooperativas hasta un 70% del valor del suelo más lo necesario para comenzar a construir, ahora sólo conceden el 30% o ni financian el proyecto, según David Martínez, director gerente de la junta de compensación de valdebebas. Además, las cooperativas se quejan de que la administración tampoco ayuda, ya que podría crear un marco legal que les permitiera protegerse de la salida de los socios mediante seguros apropiados

Pese a todo, hay cooperativas que sí logran salir adelante, como el proyecto de valdebebas. Las que logran sobrevivir y llegar a buen puerto son las que cuentan con el esfuerzo de los cooperativistas, que tienen un perfil solvente, y con un plan de negocio con garantías