Información sobre vivienda y economía

Savills gestionará Next Floor, el 'coworking' de Emperador en Madrid y Barcelona

Se estima que en 2030 el 30% de los espacios de trabajo serán demandados en formato 'flex' a nivel global frente al 5%

Next Floor, el espacio 'coworking' de Emperador Properties gestionado por Savills
Next Floor, el espacio 'coworking' de Emperador Properties gestionado por Savills
Autor: Redacción

Savills Flex, el servicio de consultoría de espacios flexibles de Savills Aguirre Newman, se encargará de la gestión del nuevo espacio flexible y de 'coworking' inaugurado esta semana por Emperador Properties, grupo filipino que compró una de las cuatro torres de Madrid a OHL y Villar Mir y renombró a Torre Emperador Castellana.

También cuenta en Barcelona con la Torre Diagonal One, donde ha abierto otro Next Floor, nombre con el que operan sus espacios flexibles de trabajo, según informa Savills, que ya se ha encargo de la puesta en marcha de estas oficinas en ambas torres.

Desde la consultora internacional estiman que, en 2030, el 30% de los espacios de trabajo serán demandados en formato 'flex' a nivel global frente al 5% actual, tras un estudio en el que el 75% de los inquilinos valora ya positivamente tener un espacio flexible en su edificio.

El director general de Savills Aguirre Newman, Alejandro Campoy, explicó en la inauguración de Next Floor en Madrid, que "introducir la flexibilidad ahora en la medida adecuada en los espacios de trabajo es adelantarse a las tendencias".

"Este paso completa el posicionamiento de ambas torres a la vanguardia de los aspectos más valorados por los usuarios, al incorporar una opción flexible con mucha atención a la calidad en espacios prime en localizaciones clave, aportando soluciones para cualquier compañía al poder contratar desde un solo puesto a la superficie que sea necesaria para crecer", añadía.

El modelo de Savills Flex para Emperador Properties acompaña al propietario durante todo el ciclo de vida del proyecto, desde la identificación del espacio adecuado en el edificio, al diseño, la gestión y el rendimiento posterior, lo que supone un periodo de tiempo de 5 meses hasta la puesta en marcha.