Información sobre vivienda y economía

Acogerse a una carencia hipotecaria de 3 años puede aumentar el dinero a pagar hasta en un 8% (tabla)

El anuncio la semana pasada de banco santander de ofrecer un periodo de carencia de 3 años (aplazamiento del pago de capital y pagar sólo lo intereses de la hipoteca) a aquellos clientes que demuestren una caída de ingresos superior al 25% ha provocado diversos comentarios a favor y en contra

Esta práctica, más o menos publicitada, es común en muchas otras entidades. En algunos casos, incluso es una opción que los clientes firman al contratar el préstamo, pudiendo ejercer dicha opción cuando lo consideren), vamos a analizar qué puede significar para un cliente esta oferta

Lo primero que debemos resaltar es que se trata de una moratoria en el pago de capital, pero el cliente debe seguir pagando mensualmente los intereses. Por lo tanto, y dado que al principio la cuota incluye más intereses y menos amortización de capital (ver gráfico siguiente), si el préstamo es reciente, el impacto en la cuota a pagar será menor

Veámoslo con un ejemplo detallado:

Tomemos el ejemplo del gráfico: un préstamo con saldo pendiente de 100.000 euros, plazo pendiente de 25 años, y tipo de interés del 3%. En este caso, la cuota normal es de 474 euros

- Si nos acogemos a la oferta de moratoria de amortización de capital al principio del préstamos, nuestra cuota mensual se reducirá a pagar sólo los intereses mensuales, que en este caso es de 250€, por lo que la cuota se reduce sensiblemente (un 47% menos respecto a los 474 euros)

- Esto significa que pagaremos 3 años más de intereses, para este ejemplo sería aproximadamente 250 euros x 36 meses = 9.000 euros. A partir de dicho momento, se retomarían las cuotas mensuales tal y como se venían pagando hasta ahora

Adicionalmente, debemos tener en cuenta que los tipos de interés seguirán subiendo en estos 3 años, por lo que la factura será casi con seguridad superior al ejemplo aquí expresado

Impacto por el momento en el que acogerse

A continuación mostramos las diferencias para un préstamo inicial de 100.00 euros, al 3% de tipo de interés y a 30 años, en función del plazo pendiente de pago:

 

Como se puede observar, cuanto menos nos quede por pagar, mayor será el impacto en la cuota, pero también significará un mayor coste porcentual sobre la situación actual. En algunos casos, el sobrecoste por aplazar 3 años el pago de capital puede llegar a ser del 8%

En resumen, la medida es positiva si nuestro principal objetivo es reducir el pago mensual durante el bache de ingresos actual, aunque debemos ser conscientes de que el préstamo nos va a costar más dinero y que con las revisiones anuales esta cuota subirá

Por supuesto, para el banco que te lo ofrezca es un buen negocio, pues no pierden rentabilidad y se aseguran que la nueva cuota es asequible, con lo que se reduce el riesgo de impago

Es muy importante recibir por parte de la entidad una simulación concreta sobre cómo quedará el préstamo, tanto durante el período de carencia como después, y asegurarse de que este cambio no conlleva costes adicionales (generalmente, vía comisiones o gastos de escrituración), pues de ser así estaríamos incurriendo en más gastos


Visitar idealista hipotecas: mejoramos la oferta de tu banco, en minutos


 

Publicidad

Recibe nuestra selección de noticias en tu mail