Información sobre vivienda y economía

Las aerolíneas europeas pierden 2.000 millones de euros en bolsa en nueve horas

Imagen del Palacio de la Bolsa (Madrid)
Gtres
Autor: Redacción

Las acciones de Lufthansa, IAG (grupo formado por Iberia y British Airways), Air France, Ryanair e EasyJet bajaron con fuerza en bolsa en la sesión del jueves como consecuencia de las tensiones geopolíticas en el Golfo Pérsico y las últimas noticias sobre la catástrofe aérea que el martes se cobró la vida de 150 personas. Como consecuencia, esta mañAna han amanecido con un valor de mercado 2.000 más reducido que el que registraban al cierre del miércoles.

Y es que las aerolíneas europeas están viviendo una semana de alto voltaje. En solo tres días han tenido que hacer frente al siniestro aéreo en Los Alpes con 150 víctimas mortales y a una nueva escalada de la incertidumbre geopolítica en el Golfo Pérsico.

En concreto, las últimas noticias que han llegado sobre el siniestro del Airbus de la compañía Germanwings y la subida del precio del petróleo desencadenada por el ataque militar a Yemen han provocado una fuerte caída en bolsa de las principales enseñas del sector europeo.

En concreto, Lufthansa, IAG, Air France, EasyJet y Ryanair perdieron en conjunto la friolera de 1.200 millones de euros. Es decir, su precio de mercado se redujo a un ritmo de 133 millones en cada hora de la sesión bursátil.

¿Y esto qué significa? Básicamente, que estas compañías han empezado la última sesión de la semana siendo 2.000 millones de euros menos valiosas que el miércoles.

“Es lógica la reacción que está teniendo el sector. Recordemos que el petróleo supone aproximadamente el 30% del coste operativo de una aerolínea y que, cuando hay accidentes, también influye un factor psicológico”, explica Iván San Félix, analista de Renta 4.

No podemos olvidar Arabia Saudí (el país que ha liderado la ofensiva militar contra los rebeldes hutíes en territorio yemení) es el mayor productor de crudo del mundo y que Yemen es un enclave estratégico en el suministro de petróleo. En este escenario, y ante el temor de que escalen las tensiones geopolíticas y la violencia en la zona, el precio del barril europeo Brent se disparó un 5% (hasta 59,19 dólares) y el del estadounidense Texas, un 4,5% (cerró en 51,43 dólares).

Este factor, sumado a las últimas novedades en torno al siniestro aéreo en los Alpes, provocó que las acciones de IAG, el grupo resultante de la fusión de la española Iberia y la británica British Airways, se dejaran ayer un 3,22%. Este descenso, traducido a dinero, le supuso a la compañía una pérdida de valor de 550 millones de euros.

En el caso de la alemana Lufthansa, matriz de Germanwings (la aerolínea a la que pertenecía el Airbus), la caída fue de un 2,88% o, lo que es lo mismo, de 172,2 millones, en línea con la que sufrió la británica EasyJet: su valor de mercado se redujo un 2,8%; esto es, 203,9 millones.

Los títulos de la aerolínea irlandesa Ryanair, en cambio, bajaron un 1,7%, lo que se tradujo en 244 millones de euros, mientras que los de Air France lo hicieron en un 1,28%, lo que le restó 29,2 millones de euros de capitalización.

Otro dato que muestra la mala jornada que vivieron las aerolíneas es que sus acciones fueron a contracorriente del resto del mercado. En Europa, los principales índices de referencia cerraron con suaves caídas: el español Ibex, el francés Cac, el británico Ftse y el alemán Dax bajaron menos de un 0,3%.