Información sobre vivienda y economía

Madrid, entre las siete ciudades del mundo con más inversión extranjera en 'ladrillo'

Autor: Redacción

Madrid escala posiciones en el ranking de ciudades con mayor inversión inmobiliaria por parte de firmas extranjeras. Según el informe Global Cities 2017, elaborado por la consultora inmobiliaria Knight Frank, la capital de España se coloca en séptima posición con una inversión superior a los 5.000 millones de euros, por detrás de Manhattan, Londres y París que lideran el ranking. Madrid está por delante de mercados como Berlín o Singapur.

Según la consultora inmobiliaria, los tipos de interés negativos, la volatilidad de los mercados financieros y la diversificación de sus portfolios son los principales motivos de los inversores para invertir fuera de su país de origen. En Europa, el origen del capital ha variado respecto del último año. Así, alemanes y franceses son ahora los inversores más activos en Europa Continental. 

Humphrey White, Director General de Knight Frank, señala que “para los inversores, un escenario de tipos de interés negativos y mercados financieros con mucha volatilidad, unido a la necesidad de diversificar sus carteras de activos inmobiliarios, invertir fuera de sus países de origen es una tendencia que seguirá en ascenso en los próximos meses”.

En nuestro país, el volumen de inversión en el sector terciario (oficinas, logístico y retail) en 2016 supera los 10.200 millones de euros (incluye operaciones corporativas). Teniendo en cuenta el origen de la inversión, el capital español alcanza la mitad de la inversión total (el 48%). En este punto, la consultora detalla que considera a las socimis inversor nacional, aunque bien es cierto que la gran parte del capital que está detrás de estos vehículos es internacional. Europeos (20%) y norteamericanos (17%) son los internacionales más activos. 

Como conclusión, España consigue mantener el interés de los principales inversores anglosajones, mientras otras principales plazas europeas sufren una caída de dicha entrada de capital. Según White, “puede explicarse quizás porque los precios en España (tanto el terciario como el residencial) siguen estando notablemente por debajo del pico del 2008, mientras ciudades como Londres, París y Frankfurt están en máximos históricos”.