Información sobre vivienda y economía

La banca denuncia un “chantaje burocrático y fiscal” de los ayuntamientos a sus inmuebles

Autor: Redacción

Las promotoras estaban acostumbradas a amenazas de expropiaciones, revisiones al alza de la base imponible de las obras, nuevas tasas, etc, pero ahora las nuevas promotoras, los bancos, denuncian un chantaje de los ayuntamientos con nuevas tretas recaudatorias ilegales como el impuesto de construcciones, instalaciones y obras (icio) y la tasa por prestación de servicios urbanísticos

El icio es un impuesto que los ayuntamientos aplican sobre la realización de cualquier obra en su término municipal que requiera una licencia de obras. Imponerlo sobre la aprobación de un proyecto de urbanización no es legal, según varias sentencias del tribunal supremo, puesto que es una actividad que no requiere licencia de obras, pero que muchos ayuntamientos imponen a quien quiera construir en ellos

Este y otros impuestos han sido exigidos a las promotoras durante la época del boom, que han pasado por el aro y han preferido pagar que enfrentarse al ayuntamiento. “Advertencias” de que las licencias de primera ocupación pueden tramitarse en 8 días o en 15 meses, entre otros retrasos, han sido del todo eficaces a la hora de convencer a los promotores de pagar sin pega alguna

Pero ahora la situación es distinta, las promotoras carecen del mismo margen de beneficios que antaño y por tanto, no están dispuestas a tolerar las mismas presiones. Y además tienen a la banca, con multitud de suelos en los que construir, de su parte. Parece que a partir de ahora promotoras y entidades financieras plantarán cara a los ayuntamientos, aunque ello les pueda suponer años de litigios. A juzgar por las sentencias del tribunal supremo, tendrán a la justicia de su parte