Información sobre vivienda y economía

Descubre cuáles son las calles más caras y más baratas de España para alquilar una vivienda (tabla)

Autor: Redacción

5.601 euros separan la calle más cara de la más barata de España en el alquiler de una vivienda. El precio más caro se paga en Serrano, Madrid, con 5.760 euros al mes, mientras que en el lado opuesto se encuentra la zona del Estadio, en Castellón, con 119 euros al mes, según un estudio de la tasadora Tecnitasa. Te mostramos una tabla con las calles más caras y baratas de las principales ciudades españolas.

 

Una vivienda de alquiler en calles emblemáticas de ciudades como Madrid, Barcelona, Pamplona, A Coruña, San Sebastián o Bilbao se sitúa por encima de los 2.000€/mes; datos que contrastan con los valores arrojados por los barrios más baratos de Alicante, Elche, Almería, Castellón, Granada, Huelva o Torrent, donde aún es posible alquilar una vivienda por debajo de los 200 euros/mes.

En concreto, la calle más cara de España sigue siendo Serrano, en Madrid, cuyo precio permanece estable. El metro cuadrado en esta calle está en 32€ al mes, con un coste de 5.750€ una vivienda de 180m2. La segunda posición la ocupa el Paseo de Gracia de Barcelona donde el metro cuadrado se sitúa en 29€ al mes (4.350€ una vivienda de 150m2). 

En el lado opuesto, el de las viviendas más baratas, se sitúan la zona del Estadio de Castellón, donde una vivienda puede costar 119€ al mes (1,70€/m2). Le sigue el Barrio Carrús, en Elche (Alicante) donde el metro cuadrado al mes cuesta 1,80€ y el barrio Juan XXIII en Alicante, donde está a 2€.

Si comparamos en función del precio por metro cuadrado al mes, Santander, Marbella y Cádiz, con un coste de más de 17€/m2 sustituyen a La Coruña, San Sebastián y Bilbao. Continúan a la cabeza Madrid, Barcelona y Pamplona, que superan los 25€/m2 al mes. En el otro extremo, las ciudades con el menor precio por metro cuadrado coinciden con aquellas que tienen el alquiler total más bajo (-2€/m2 mes).

Los precios máximos bajan, mientras que los mínimos suben

Las caídas se notan especialmente en las zonas más caras (precios máximos) de distintas ciudades. En este caso se encuentran Vitoria, con un descenso del -17,6%, Badajoz (-19,2%) o Burgos (-17,1%). En cuanto a los precios mínimos, caen de manera significativa en Santiago de Compostela (-16,7%) y Huelva (-20,4%).

En el otro extremo encontramos subidas destacadas en los precios mínimos de ciudades como Ávila (13,8%), Madrid (5,2%) o Jaén (0,6%). Los máximos suben en Ciudad Real (5,2%) y Móstoles (4,8%).

Según el director técnico de la sociedad de tasación, Fernando García Marcos, “se observa una tendencia a la estabilización en los precios del alquiler. Aunque los descensos continúan dominando, son menos pronunciados que en otros años y se producen especialmente en las zonas más caras, mientras que en muchas de las zonas más económicas suben ligeramente. Signos muy esperanzadores para el mercado inmobiliario”.