Información sobre vivienda y economía

La vivienda nueva, el ‘patito feo’ del nuevo mercado inmobiliario español

Gtres
Gtres
Autor: @RobertoArnaz

En 2007, el año en el que la Burbuja inmobiliaria alcanzó su cénit, la gente hacía colas a la puerta de las oficinas de las promotoras inmobiliarias para comprar pisos sobre plano porque o comprabas hoy “o mañana será 6.000 euros más caro”. En el primer trimestre de aquel año se cerraron operaciones de compraventa de vivienda por valor de 38.906 millones de euros, de los que el 43,5% correspondieron a casas de nueva construcción

Hoy, ocho años después, las transacciones de obra nueva apenas suponen el 14% del total, según los datos del Ministerio de Fomento. Entre enero y marzo de 2015 el mercado de la vivienda libre movió 10.540 millones de euros, un 0,8% más que en el mismo periodo del año anterior. 

Sin embargo, la vivienda nueva ha registrado una caída del 17,7% en el primer trimestre del año respecto al mismo periodo de 2014, convirtiéndose en el ‘patito feo’ del nuevo y estabilizado mercado inmobiliario español. Apenas una de cada 10 casas que se venden hoy en día es de reciente construcción.

De hecho, en los tres primeros meses de 2015 apenas se vendieron 9.182 viviendas nuevas por valor de 1.489 millones de euros –con un valor medio por transacción algo superior a los 162.000 euros–, casi un 20% menos en volumen y un 15% menos en valor de las transacciones que en el mismo periodo del año pasado. El dato del primer trimestre de este año es el peor dato desde 2013.

Por el contrario, el mismo trimestre se cerró la compraventa de 71.715 inmuebles de segunda mano por valor de 9.051 millones de euros –con un valor medio por operación en torno a los 126.000 euros–, lo que supone un crecimiento del 8,8% en volumen y del 3,9% en valor respecto a los datos de hace 12 meses.

En cuanto al montante de las operaciones, las regiones que tiraron del mercado inmobiliario de obra nueva entre enero y marzo fueron Madrid (304,5 millones de euros), Andalucía (244,1 millones) y Cataluña (238 millones). Por número de transacciones, Andalucía (1.824), Comunidad Valenciana (1.360) y Madrid (1.282) fueron las Comunidades Autónomas más activas en cuanto a la venta de viviendas a estrenar.

Cada vez más obra nueva

Una de las principales razones del mal momento por el que pasa la obra nueva es la escasez de proyectos en marcha y, sobre todo, la dificultad de acceso a financiación que encuentran los promotores. Aunque los bancos están abriendo poco a poco el grifo de la financiación, exigen a cambio que los proyectos estén gestionados por empresas solventes, con experiencia y que apuesten por viviendas de calidad y bien situadas

En 2014 los visados de obra nueva ya crecieron un 1,7% después de siete años de continuas caídas. Y la actividad constructora parece que ha confirmado su repunte en el primer trimestre de 2015: los visados solicitados para la construcción de nuevas promociones aumentaron un 22,7% interanual, hasta los 10.681 certificados, según Fomento. 

Los tres primeros meses del año mantienen los datos positivos que se lograron en 2014, cuando cerraron en 34.873 solicitudes, un 1,7% interanual más que en 2013. Esta cifra acabó con siete años de tasas negativas en los visados de nueva edificación.

En caso de que se mantenga esta tendencia durante todo el año, se estima que 2015 cierre por encima de los 42.000 visados, mejorando los datos de 2014, aunque lejos de los 865.561 visados que se alcanzaron en 2006.