Información sobre vivienda y economía

10 años con la vivienda en números rojos: una década después de la burbuja, el precio sigue cayendo

Autor: Redacción

Han pasado 10 años desde que estalló la burbuja inmobiliaria y, según parece, los precios no han tocado suelo, al menos no en toda España. El precio de la vivienda usada ha marcado un nuevo descenso del 2,2% durante el primer trimestre de 2017. Esta caída deja el metro cuadrado en 1.513 euros, según el último índice de precios de idealista. Atendiendo a la variación anual, el decremento es del 2,5%.

Para Fernando Encinar, jefe de estudios de idealista, “a pesar de que la mayoría de estudios y estadísticas ya hablan de subidas de precios de la vivienda en España, el informe de idealista aún registra bajadas a nivel nacional. Esta diferencia está justificada por la metodología del informe, que tiene en cuenta el precio de oferta de todas las viviendas del mercado y no solo el de las viviendas que han conseguido encontrar comprador”.

Encinar explica que estos datos demuestran que “la normalización del mercado se está produciendo a diferentes velocidades, y estas diferencias se pueden llegar a dar incluso dentro de las grandes ciudades”. Además, apunta que “es verdad que hay productos inmobiliarios que están subiendo de precio en determinadas zonas donde ha habido una mayor creación de empleo y en los que existe un interés de los inversores, pero en buena parte del estado los precios tanto de compra como de alquiler continúan bajando”.

El jefe de estudios de idealista descarta la idea de una nueva burbuja y justifica las subidas puntales asegurando que “tras 10 años de travesía en el desierto es obvio que el sector tenía que empezar a dar señales de vida”. También apunta que “no hay punto de comparación con lo que vivimos entonces: los precios están por debajo de lo que estaban hace una década, y en alguno de los mercados esa diferencia sigue incrementándose”.

Si de algo ha servido todo ese tortuoso proceso por el que hemos pasado en esta última década ha sido, según Encinar, “para cambiar en algo la mentalidad de los españoles y romper definitivamente con los tres grandes mantras que durante décadas rigieron el mercado inmobiliario: la vivienda nunca baja, nunca venderé por debajo de lo que compré y alquilar es tirar el dinero”.

Comunidades Autónomas

Han sido 3 las Comunidades Autónomas que han visto cómo el precio de sus viviendas subía durante el invierno: el mayor incremento se ha producido en Baleares, donde los propietarios piden un 4,4% más por sus viviendas que hace tres meses, seguido por Aragón, donde se han incrementado un 0,5%, y Canarias (0,1%). En Cantabria los precios no se movieron y en todas las demás se redujeron, siendo Navarra donde más cayeron (-3,4%). Le siguen Asturias (-2,9%), Castilla La Mancha (-2,5%), Madrid y Catalunya (-1,8% en ambos casos).

Euskadi (2.478 euros/m2) sigue siendo la autonomía más cara. Le sigue la Comunidad de Madrid (2.332 euros/m2). Por debajo se encuentran Baleares (2.060 euros/m2) y Catalunya (1.867 euros/m2). En el lado opuesto de la tabla encontramos a Castilla La Mancha (896 euros/m2), Extremadura (932 euros/m2) y Murcia (1.005 euros/m2), las comunidades más económicas.

Provincias

Hasta 11 provincias experimentan incrementos de precios en sus inmuebles de segunda mano durante el primer trimestre del año. Los aumentos están liderados por Lleida y Baleares, con sendos aumentos del 4,4%, seguidos por Málaga (1,8%) y Soria (1,1%). En el lado opuesto encontramos las caídas de Segovia (-4,3%), Guipúzcoa (-3,4%) y Navarra (-3,4%).

El ranking de las provincias más caras sigue encabezado por las provincias vascas de Guipúzcoa y Vizcaya, con 2.719 euros/m2 y 2.558 euros/m2 respectivamente. Tras ellas se sitúan Madrid (2.332 euros/m2) y Barcelona (2.211 euros/m2). Toledo es la provincia más económica (788 euros/m2), seguida por Cuenca (839 euros/m2) y Ciudad Real (850 euros/m2).

Capitales

Barcelona lidera las subidas de entre las grandes ciudades, con un incremento de 6,3%. Le siguen los propietarios valencianos, que han aumentado sus expectativas en un 2,3%, y malagueños (1,8%). También han aumentado de precio Sevilla (0,4%).  En Madrid los precios se redujeron un 0,1%, en Bilbao un 0,2% y en Zaragoza un 0,4%.

Tras Barcelona, la mayor subida registrada por una capital se ha producido en Palma de Mallorca (4,8%), seguida por Toledo y Soria (3,6% en ambos casos). Por el contrario Segovia  y Oviedo han sido las capitales de provincia más castigadas por las caídas de los precios y sus propietarios han tenido que bajar un 4,5% y 3,9% respectivamente. Les siguen Castellón (-3,1%), Santa Cruz de Tenerife (-2,2%) y Ourense (-2,2%).

Barcelona es la capital española más cara (4.123 euros/m2), seguida de San Sebastián (3.915 euros/m2), Madrid (2.919 euros/m2) y Bilbao (2.732 euros/m2). En la parte opuesta de la tabla encontramos a Lleida, la capital más económica, con un precio  de 901 euros/m2.

Nota explicativa: para la realización del índice de precios inmobiliarios de idealista se han analizado 428.567 anuncios que están o han estado anunciados en su base de datos entre el 23 de diciembre de 2016 y el 27 de marzo de 2017. Para asegurar la exactitud de los datos se han eliminado de la muestra aquellos inmuebles cuyos precios estaban fuera de mercado, además de las viviendas unifamiliares porque su presencia desvirtuaba el precio en algunas zonas. No se ofrece el precio de aquellos municipios con un número de inmuebles inferior a 50, ya que la muestra no resulta suficiente. El índice inmobiliario de idealista está elaborado con precios de oferta sobre metros cuadrados construidos.