Información sobre vivienda y economía

La Llave de Oro da ‘gas’ a su negocio en Barcelona y proyecta 17 nuevas promociones de vivienda

Fuente: La Llave de Oro
Fuente: La Llave de Oro

El negocio promotor sigue creciendo a buen ritmo en España y operadores como La Llave de Oro aprovechan la buena salud del sector. La compañía catalana pondrá en marcha 17 nuevas promociones este año, que sumarán más de un millar de pisos al parque de vivienda nueva en España, tal y como ha explicado Ferrán Marsá, consejero delegado de la compañía, a idealista/news.

La compañía ha ido comprando terreno en Barcelona (y área metropolitana), así como Palma de Mallorca para levantar nuevas promociones. La empresa también ha hecho foco en otras zonas de Baleares, como Ibiza. “De las 17 nuevas promociones, algunas están en fase preliminar, en proceso administrativo o iniciando su construcción”, explica Marsá, que añade que, se está casi veintena de promociones las primeras empezarán a entregarse en 2020.

En la actualidad, La Llave de Oro cuenta con once promociones a la venta, que suman un total de 560 viviendas. De estas, sólo hay disponibles 250. “Hay poco stock y mucha demanda de vivienda nueva en Barcelona”, sostiene el directivo.

En cuanto a su expansión en el negocio residencial, La Llave de Oro no descarta lanzar promociones exclusivas de alquiler. “Se trataría de potenciar el negocio patrimonial del grupo, que a la vez se convierte en un seguro a medio-largo plazo para un futuro ciclo inmobiliario complicado”, asegura.

Negocio terciario

Además del negocio residencial, La Llave de Oro también reforzará su negocio terciario. La compañía se hizo el pasado año con un suelo de 3.300 m2 en el 22@ de Barcelona por 22 millones de euros. En este terreno, hasta ahora propiedad de Metrovacesa, el grupo planea levantar 17.400 m2 de oficinas. “Esperamos tener la licencia este año”, explica.

La compañía levantará plantas diáfanas de 2.600 m2 cada una y dos pisos subterráneos para aparcamientos. Cuando se obtengan todas las licencias, se empezará la búsqueda de un único inquilino o, en su defecto, de varios ocupantes.

 La Llave de Oro ya contaba antes de la crisis con una cartera con casi una veintena de edificios de oficinas en alquiler que vendió hace dos años a Goldman Sachs para obtener recursos para el negocio promotor y constructor, en una operación de unos 90 millones de euros.

Ahora, La Lave de Oro muestra su interés en volver a este segmento de negocio a través de la construcción y alquiler de algunos edificios de oficinas en Barcelona, y también contempla proyectos de alquiler residencial, aunque no como estrategia principal, sino de diversificación.