Información sobre vivienda y economía

El 30% del parque de alquiler de Barcelona está en manos de grandes propietarios y parte es la Administración

Fuente: Unsplash
Fuente: Unsplash
Autor: Redacción

El negocio del alquiler en Barcelona está en manos del particular. Así lo demuestran las cifras del Institut Català del Sol (Incasòl), de donde se desprende que aproximadamente un tercio de los 212.291 pisos de alquiler que tiene contabilizados en la capital catalana está en manos de grandes propietarios, entre los que se encuentran la propia administración pública. 

Así lo señala un informe que ha presentado el Observatorio Metropolitano de la Vivienda de Barcelona (O-HB), que muestra que un 32,4% (69.037) pertenecen a titulares que tienen más de 10 casas. Estos propietarios son 2.344 y representan el 2,34% de los que poseen pisos en alquiler. Las administraciones poseen igualmente un gran número de viviendas en régimen de arrendamiento, en concreto, tienen 11.066 pisos del total de 69.037, lo que representaría el 16% del parque de viviendas de grandes propietarios. 

El informe refleja, asimismo, que este porcentaje del 32,4% de pisos de alquiler en manos de grandes propietarios prácticamente dobla el del conjunto de viviendas que pertenecen a este tipo de dueños en la ciudad, sean de arrendamiento o no (17%) y un 26,4% de ese parque pertenece a propietarios que tienen más de 15 viviendas.

El estudio muestra, además, que el total de pisos de alquiler están en manos de 100.020 propietarios, que tienen una media de 2,1 cada uno. Según el O-HB, el parque "está muy atomizado", porque las 780.775 que se estima que conforman el parque pertenecen a 514.978 dueños, con una media de 1,5 cada uno. 

En cuanto al perfil de los grandes tenedores, las administraciones públicas con más de una decena de viviendas tienen una mayor presencia en los barrios periféricos de la capital catalana, así como en el distrito de Ciutat Vella, mientras que el resto de propietarios, en los barrios céntricos como Ciutat Vella, Sarriá-Sant Gervasi, Eixample y Gràcia.

El Observatori prepara también un informe sobre la concentración de la propiedad en Catalunya, ya que podría ser que propietarios que no se consideren grandes tenedores sean titulares de viviendas fuera de la ciudad de Barcelona. La radiografía de lo que pasa en el conjunto de la comunidad puede ayudar a mejorar el estudio sobre el régimen de tenencia de pisos.