Información sobre vivienda y economía

La crisis inmobiliaria frena el PIB en China mientras las autoridades ven a Evergrande en “riesgo controlado”

Los altos costes de la energía y la incertidumbre en el inmobiliario ralentizan el crecimiento de la segunda economía mundial

Gtres
Gtres
Autor: Redacción

La crisis de los precios de la energía y la incertidumbre sobre la solvencia del sector inmobiliario han lastrado el crecimiento del PIB en China, que se frenó a un 0,2% en el tercer trimestre frente a los tres meses anteriores. Pese al incremento interanual del 4,9% es el dato más bajo registrado este 2021. Mientras, el Banco Popular de China (BPC) considera que los potenciales riesgos para el sistema financiero derivados de las dificultades que atraviesa la promotora Evergrande son "controlables" por el sector.

El PIB de China ha rozado el estancamiento entre julio y septiembre tras sufrir un freno en el tercer trimestre del año, según los datos de la Oficina Nacional de Estadística (ONE). La crisis de los precios de la energía y la incertidumbre sobre el sector inmobiliario, encabezados por los problemas de la promotora Evergrande, una de las más grandes del país, han supuesto el segundo peor dato trimestral desde que en 2010 comenzaron a publicarse las estadísticas.

La subida de PIB se ha ralentizado en el tercer trimestre al 0,2% intertimestral, muy por debajo del 1,3% trimestral en el segundo trimestre. Si vemos la comparativa interanual, el PIB de China registró un crecimiento del 4,9% entre julio y septiembre, pero por debajo del 7,9% del segundo trimestre y lejos del 18,3% correspondiente a los primeros tres meses del año.

"La economía nacional mantuvo su recuperación y desarrollo con todos los principales indicadores macroeconómicos cayendo en un rango razonable", han indicado desde la oficina estadística china, que destacó la situación “con un empleo generalmente estable, mayores ingresos de los residentes y pagos internacionales equilibrados”.

Por tanto, en los nueve primeros meses de 2021, la economía china alcanzó los 82,31 billones de yuanes (11 billones de euros), lo que corresponde a un crecimiento del 9,8% respecto del mismo periodo de 2020 y del 5,2% de media en los dos últimos años.

Los expertos destacan que para el resto de año va a seguir la desaceleración en China. “Si bien es poco probable que los problemas de Evergrande desencadenen un ‘efecto Lehman', se prevé que la desaceleración del sector inmobiliario empore en los próximos meses” y arrastre al conjunto de la economía china, según Tommy Wu, analista de Oxford Economics.

Para luchar contra esta desaceleración ,el experto cree que las autoridades tratarán de ampliar la liquidez en el mercado interbancario, acelerarán el desarrollo de infraestructuras y relajarán algunos aspectos de las políticas generales de crédito a inmobiliarias.

Evergrande supone un “riesgo controlable” para el sistema financiero

El responsable de Mercados Financieros de Banco Popular de China (BPC), Zou Lan, ha declarado que los potenciales riesgos para el sistema financiero chino derivados de las dificultades que atraviesa el grupo Evergrande son "controlables". “El banco central ha pedido a los prestamistas que mantengan un flujo de crédito estable y ordenado al sector inmobiliario” ha añadido.

Pese a todo, las acciones de Evergrande permanecen suspendidas en la Bolsa de Hong Kong desde principios de octubre, tras el anuncio del riesgo de incurrir en impago ante las dificultades para obtener la liquidez necesaria por la suspensión de los trabajos en varios de los proyectos inmobiliarios de la compañía, que también tiene intereses en el sector del automóvil y las energías renovables.

La promotora abonará otro nuevo vencimiento a los inversores

Mientras, la situación del gigante de la promoción y la construcción en China sigue su camino errático, con días que hablan de su caída en impagos, y otros donde parece que asoma la cabeza. La compañía Evergrande ha informado a la Bolsa de Shenzen que abonará el cupón adeudado a los inversores sin ningún tipo de condición, con un interés del 5,8%.

Esto supone abonar el segundo vencimiento que tiene pendiente desde que comenzaron sus problemas de liquidez. Pese a seguir pagando los bonos dirigidos a inversores chinos, la promotora sigue teniendo problemas con los bonos internacionales, principalmente en dólares, y aún no ha comunicado si los pagará o no, ya que se encuentra en periodo de gracia concedido por los deudores, para pagar estos intereses.

Según los últimos datos conocidos de la compañía, Evergrande cuenta con un pasivo de 263.351 millones de euros a 30 de junio. De esa cifra, 76.591 millones de euros son en préstamos y 127.407 millones son cuentas a pagar a proveedores.