Información sobre vivienda y economía

La banca concede mayor porcentaje de financiación que nunca para la compra de una vivienda

El mercado hipotecario vuelve a un repunte en la financiación. Según los datos del Banco de España del tercer trimestre del año, el porcentaje de financiación para la compra de una vivienda se situó de media en el 65,9% del valor del inmueble, su mayor registro de la serie histórica. La falta de ahorro de las familias y la competencia entre bancos animan este incremento, donde también aumentan las hipotecas por encima de la barrera del 80%, las llamadas de ‘alto riesgo’.

El sector bancario mantiene sus planes de ampliación del crédito hipotecario, tras dejar ya atrás los peores años de la crisis inmobiliaria. Entre septiembre de 2008 y septiembre de 2014, el grifo del crédito se cerró y apenas se concedían préstamos por menos del 60% del valor de la vivienda. Las familias tenían que aportar mucho ahorro para acceder a un préstamo.

Desde entonces, los bancos han ido abriendo ese grifo poco a poco hasta alcanzar máximos históricos en 2018. De los últimos cuatro trimestres, en tres de ellos se ha superado la barrera del 65% de financiación. De hechom entre julio y septiembre, el llamado ‘loan to value’ de las nuevas hipotecas para la compra de una vivienda se situó de media en el 65,9% del valor del inmueble, el dato más alto de la serie histórica iniciada en 2004.

La necesidad de captar nuevos clientes entre los bancos para conseguir mayores beneficios ha sido una de las causas para el aumento de la concesión de hipotecas, y del incremento del porcentaje de financiación del préstamo.

Aun así, esto no quiere decir que los bancos sigan manteniendo criterios de estabilidad para conceder un préstamo, como un trabajo fijo, unos ahorros cercanos al 30%, que incluye el 20% del valor de la vivienda que no se financiará y entorno a un 10% procedente de los gastos de formalización de la hipoteca e impuestos.

Con la nueva ley hipotecaria, estos gastos van a cambiar y actualizarse. En cuanto se dé el visto nuevo a la reforma, los bancos asumen los gastos ligados a la firma del préstamo hipotecario, entre ellos el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (AJD), los gastos de la escritura, la gestoría y el arancel notarial. Mientras el cliente (hipotecado) seguirá pagando los gastos e impuestos asociados a la compraventa, además de la tasación de la vivienda o las copias necesarias de la escritura.

Las hipotecas de alto riesgo vuelven superar el 15% del mercado

Al amparo de esta apertura del crédito hipotecario, también han subido las hipotecas con una financiación superior al 80% del valor del inmueble. Lo que durante la época del boom era algo más común, se ha convertido en algo especial tras el estallido de la burbuja inmobiliaria.

Ese 80% se ha tomado como el límite para determinar si una hipoteca es viable o entra dentro del catálogo de hipotecas de alto riesgo. La imposibilidad de muchas familias de aportas los ahorros suficientes para comprar, hace que los bancos flexibilicen sus criterios. De hecho, el porcentaje de hipotecas con financiación superior al 80% alcanzó el 15,5% en el tercer trimestre de 2018.

Desde finales de 2015 no se veía un porcentaje tan alto de las hipotecas llamadas de alto riesgo. De los datos históricos, el mínimo se marcó a principios de 2009 (10,1%), mientras que los máximos se registraron en verano de 2006, con un 18%.

“La fuerte competencia entre bancos y la falta de ahorros por parte de las familias que están comprando están ejerciendo presión sobre los criterios de riesgo, concediendo hipotecas por encima del 80%, pero solamente en casos donde la estabilidad de ingresos de los solicitantes sirva como garantía adicional”, según Juan Villen, responsable de idealista hipotecas.

Compara las mejores hipotecas en idealista/hipotecas y resuelve tus dudas con nosotros de manera gratuita.