Información sobre vivienda y economía

David Latorre, Premio idealista: "Trabajo sobre la memoria de espacios condenados al olvido"

Autor: @Jone

El artista David Latorre presenta su proyecto “Arquitectura, Cuerpo e Indumentaria” que se puede ver en el stand de idealista en SIMA del 30 de mayo al 2 de junio. Galardonado con el Premio idealista de arte contemporáneo 2019, el trabajo se centra en preservar la memoria de espacios condenados al olvido.

“Siempre trabajo sobre espacios que van a desaparecer. Soy el último morador del espacio”, afirma David Latorre, artista reconocido con el “Premio idealista de arte contemporáneo”, un galardón con el que el principal marketplace inmobiliario de España quiere premiar el talento y la visión de jóvenes creadores y fomentar y apoyar la producción artística.

Desde 2005, Latorre viene realizando trabajos de investigación sobre la memoria de espacios condenados al olvido. El proyecto “Arquitectura, Cuerpo e indumentaria” comenzó en 2014 cuando se encontró con el espacio abandonado del antiguo cuartel de La Merced en Huesca.

“Se empezó la demolición para la construcción de 79 viviendas, pero la obra quedó paralizada con la crisis inmobiliaria. Actualmente, nos encontramos con que la naturaleza ha vuelto a reclamar su lugar en este espacio abandonado”, afirma el artista.

El proyecto “Arquitectura, Cuerpo e Indumentaria” consta de tres fases:

  • La unción. En un comienzo, toma fotografías a modo de documentación en las que conviven la ruina y la naturaleza que, de forma progresiva, ha ido recuperando su lugar entre los escombros. “Trabajo sobre espacios vacíos que hablan sobre espacios humanos. A través de finas películas de latex se extraen restos de una vida anterior. El latex podría definirse como una piel artificial”, aclara Latorre.
  • El duelo. El artista pinta sobre la ruina en blanco y negro, colores que se utilizan a modo de luto en las distintas culturas. Latorre recupera y revive los lugares que ya no son pero que adquieren así un nuevo sentido.
  • La catarsis. “Esta fase se llama ‘Tierra de sueños’. La parcela está limpia, la naturaleza ha ido recuperando su terreno y el proyecto de realizar cualquier promoción inmobiliaria ha sido abandonado”, concreta el artista.