Información sobre vivienda y economía

Una familia necesita aún 6,3 años de su salario bruto para pagar una vivienda (gráficos)

Pese a la caída del precio de la vivienda de casi el 40% desde máximos, el esfuerzo financiero que tiene que hacer una familia para comprar una casa sigue siendo estando por encima de lo recomendado por los expertos. Según datos del Banco de España, una familia aún necesita 6,3 años de su salario bruto para pagar la casa. O dicho de otra manera, destina todavía el 35% de su salario a la casa, cuando lo recomendable es que no supere el 30%. Sin embargo, esta cifra queda lejos del casi 60% que se llegó a destinar (sin deducciones fiscales).

A septiembre de 2014 el número de salarios brutos anuales que se necesitaban para pagar una casa era de 6,3, el mismo esfuerzo que se hacía a finales de 2003. Este ratio teórico llegó a alcanzar los 9,1 años a mediados de 2007, unos niveles que superan con creces lo recomendado por los expertos a nivel mundial. De hecho, el ratio razonable es el de 3,8 o 4 años de salario destinados a la compra de una casa.

Este indicador, que se obtiene con dividir el precio de una vivienda con los ingresos medios por hogar, es muy utilizado para determinar la accesibilidad de una vivienda. Sirve para comparar precios de la vivienda respecto a los salarios de diferentes países del mundo.

 

Otro indicador utilizado para conocer el esfuerzo financiero de compra de una vivienda es calcular cuánto sueldo “se come” la hipoteca al año. Así, una familia española destina aún el 35% de su renta anual, con lo que experimenta una subida tras el fin de la desgravación fiscal. Los expertos recomiendan que no supere el 30%. La ex ministra de vivienda, Beatriz Corredor, aseguró en una entrevista a idealista News que “nadie debería haber destinado más del 30% de sus ingresos a pagar la hipoteca”.

No obstante, es una cifra que está lejos de la registrada durante el boom inmobiliario, cuando las familias llegaron a destinar prácticamente el 60% de sus ingresos (sin la deducción fiscal) a la adquisición de vivienda. Contando con la ayuda fiscal se llegó a destinar el 46% de salario.

El Banco de España realiza este cálculo tomando como base las cuotas hipotecarias que tiene que abonar el hogar mediano en el primer año tras la adquisición de una vivienda tipo (93,75 m2) financiada con un préstamo estándar por el 80% del valor de la casa (el precio medio según el ministerio de fomento está en 1.565 euros).