Información sobre vivienda y economía

550.000 viviendas transmitidas a pérdida desde 2013 podrían reclamar el pago de la plusvalía municipal

Autor: Redacción

Más de medio millón de viviendas de toda España podrían reclamar la devolución del pago de la plusvalía municipal por haberse transmitido por un valor inferior al de adquisición, según los calculados realizados por la tasadora Tinsa. El Tribunal Constitucional ya ha declarado ilegales varios artículos de la normativa foral de Guipúzcoa respecto a este impuesto y es cuestión de tiempo que se resuelvan las cuestiones planteadas relativas a la legislación en el ámbito estatal.

El Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana (IIVTNU) se va a convertir en un nuevo quebradero de cabeza para las administraciones púbicas después de que el Tribunal Constitucional declara inconstitucionales varios artículos de la Norma Foral de Guipúzcoa, que es prácticamente igual que la norma estatal, para aquellas viviendas transmitidas a pérdida, es decir que se vendieron, heredaron, donaron o se permutaron por un valor inferior al de la compra. Y pese a esta operación a pérdida tuvieron que pagar este impuesto.

Extrapolando la medida ya tomada por el Constitucional a todas las regiones españolas, la tasadora Tinsa ha elaborado sus cálculos y afirma que 550.00 viviendas transmitidas entre 2013 y 2016 se han visto afectadas por el pago de la plusvalía municipal pese a haberlo hecho por un valor menor al que la adquirieron.

“Es cuestión de tiempo que se resuelvan en este mismo sentido las numerosas cuestiones planteadas por otros Juzgados relativas a la legislación de ámbito estatal, referida a la Ley de Haciendas Locales”, afirman desde Tinsa.

Madrid y Barcelona lideran con diferencia el ranking de los territorios más afectados, con 76.500 y 56.100, respectivamente. Le siguen tres provincias mediterráneas donde se encuentran más segundas residencias: Alicante (47.500), Málaga (35.100) y Valencia (30.100).

El periodo de tiempo se ha establecido en 2013 en adelante, ya que solo podrán recurrirse las operaciones de los últimos cuatro años.

Los cálculos realizados por Tinsa se han tomado de sus estadísticas de evolución del precio de la vivienda (índice IMIE) junto a datos del Ministerio de Fomento y del Colegio de Registradores de la Propiedad. Se cuenta el periodo medio que los inmuebles han estado en manos de sus propietarios