Información sobre vivienda y economía

Los APIs esperan un trasvase moderado de viviendas al alquiler vacacional

Freepik
Freepik
Autor: Redacción

Las restricciones relacionadas con la movilidad han golpeado duramente al sector turístico, uno de los pilares de la economía española. Muchos propietarios de pisos de alquiler vacacional han traslado su vivienda al arrendamiento tradicional, para mantener su rentabilidad. Con el plan de vacunación en marcha y una cierta apertura de fronteras, los agentes de la propiedad prevén un trasvase moderado de pisos de vuelta al mercado vacacional ante la actual incertidumbre y no esperan una recuperación del turismo hasta 2022.

Los datos confirman la importante caída del turismo en España. En enero, recibió la visita de 434.362 turistas internacionales, un 89,5% menos que en el mismo mes del año anterior, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

El mercado de alquiler vacacional lleva desde la salida del primer estado de alarma buscando alternativas para sobrevivir a esta crisis. Los propietarios han tenido que buscar soluciones para seguir obteniendo rentabilidad sobre sus inmuebles, de manera que han volcado la oferta de alquileres turísticos al alquiler convencional”, explica Francisco Nomdedeu Maristany, vocal del Consejo General de COAPI de España, que apunta que esta solución, sin embargo, es pasajera.

"El plan de vacunación en marcha y la llegada del verano arrojan luz a este sector y hacen prever un moderado cambio en el segmento de alquiler. Las perspectivas han mejorado y los agentes de la propiedad esperan movimiento en el mercado inmobiliario de alquiler con un nuevo trasvase de viviendas hacia el sector vacacional”, aclara.

“Este trasvase se prevé moderado, aunque las perspectivas son buenas, pero muchos propietarios prefieren un arrendatario más estable y de más larga duración ante este periodo incierto”, destaca Nomdedeu, que considera, además, que esta recuperación del sector turístico no será tan rápida como se esperaba, y llegará a mediados de 2022.

“El carácter del arrendador, más arriesgado o conservador, será lo que determine el futuro de su vivienda y el mercado al que la destine”, concluye el portavoz del COAPI.