Información sobre vivienda y economía

Cataluña destinará 400 millones a la vivienda en 2017, la mitad que a pagar deuda

El vicepresidente de la Generalitat y conseller de Economía, Oriol Junqueras, presentó ayer al Parlamento el proyecto de los Presupuestos para 2017 que, como quiso recalcar, eran “los más sociales que ha tenido Cataluña”. El borrador de las cuentas catalanas incluye una partida de 400 millones de euros destinada a vivienda que supera una tercera parte a la destinada en los ejercicios anteriores.

Desde el gobierno destacaron los casi 1.170 millones de euros más respecto a 2015 para priorizar en partidas sociales. Esto es, salud, educación, asuntos sociales y familias, transporte y tarificación social, y vivienda, cuya partida ha ganado peso al ser incluida en la sección de Gobernación y Administraciones Públicas, mientras que en 2015 su gasto se contabilizaba dentro de Territorio y Sostenbilidad. 

Las cuentas de 2015, que tuvieron que prorrogarse en el ejercicio de 2016 tras fracasar la aprobación de unos nuevos presupuestos, destinaron 301,7 millones de euros para vivienda y territorio, de los cuales 241,1 millones fueron para vivienda, barrios y núcleos antiguos. En el proyecto para 2017 presentado ayer, en cambio, la cifra destinada a vivienda mejora considerablemente pasando a 400,1 millones de euros, que se desglosa en 329,2 para vivienda y actuaciones urbanas y 71 millones para ordenación del territorio y urbanismo.

La previsión destinada a Vivienda y Ordenación del Territorio, unos 400,1 millones, supone un 1,3% del total del gasto previsto por la Generalitat y servirá para, por ejemplo, priorizar las prestaciones urgentes que eviten deshaucios, ampliar el número de familias que tengan derecho a disponer de viviendas de alquiler, rehabilitar de viviendas, conceder ayudas para pagar el alquiler o impulsar actuaciones en barrios con un alto riesgo de exclusión social y con problemas de degradación.

Análisis del gasto desglosado por políticas de actuación. Fuente: Departament d'Economia de la Generalitat
Análisis del gasto desglosado por políticas de actuación. Fuente: Departament d'Economia de la Generalitat

El conseller quiso poner el foco en los recursos que pretenden destinar a políticas sociales, pero la deuda pública que soporta aún Cataluña, que sigue siendo la más alta de España, convierte esa partida en una de las más fuertes de sus presupuestos y pasa por puntillas en términos de relevancia del proyecto de Junqueras. Pese a ello, el gasto para pagar la deuda y los intereses correspondientes duplica al gasto para vivienda. Por tanto, desde el gobierno esperan destinar 801,5 millones de euros para hacer frente a sus objetivos de déficit y a los más de 72.000 millones de euros que debe la región a cierre de 2015.

Ahora bien, la comparativa con el gasto para vivienda mejora sustanciamnete si se tienen en cuenta otras partidas como la de cultura o de turismo, para las que confían destinar 209,2 millones y 126,8 millones respectivamente.

De este borrador se esperaba ver si incluiría una partida para procesos electorales y participación ciudadana con la que dar soporte a un posible referéndum y responder al compromiso del Govern para septiembre de 2017. Según el proyecto presentado ayer, el gobierno catalán prevé destinar 5,8 millones de euros para el referéndum de la independencia de Cataluña incluidos en la partida de 12 millones para Relaciones institucionales y procesos electorales. A propósito de esto, Junqueras instó a los periodistas presentes en la rueda a que dijeran si alguien en la sala "¿cree que dejaremos de hacer aquello por lo que tenemos un mandato?".