Información sobre vivienda y economía

AFI: España seguirá creciendo con fuerza, pero incumplirá los objetivos de déficit y deuda

Autor: Redacción

Los organismos nacionales y extranjeros siguen apostando por el crecimiento económico de España y la creación de empleo, aunque el déficit y la deuda siguen siendo dos de los desequilibrios económicos pendientes.

La última firma que ha publicado sus previsiones es Analistas Financieros Internacionales (AFI), que prevé alzas del PIB superiores al 2% en el próximo bienio. Respecto al crecimiento del PIB, AFI prevé un repunte del 2,9% para este año, dos décimas más que lo previsto en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) y en línea con el cierre del primer trimestre.

Será el quinto año de expansión económica, aunque de cumplirse este pronóstico, romperá con tres ejercicios consecutivos de crecimiento superior al 3%. En cualquier caso, el alza seguirñá superando la media comunitaria. De cara a 2019, vaticina un crecimiento del 2,4%. El consumo y la inversión, sobre todo en el mercado residencial, seguirán siendo dos de los principales motores de la expansión económica, junto con el sector exterior.

En lo que al empleo se refiere, desde AFI esperan mejoras de al menos un 2% tanto este año como el próximo, lo que reducirá con fuerza la tasa de paro. Si se mantiene el ritmo actual de creación de puestos de trabajo, el desempleo podría acabar este año alrededor del 15% para bajar del 14% en 2019. Una previsión que está en línea con el consenso del Panel de Funcas.  

Déficit y deuda, los farolillos rojos

A pesar de que el mercado prevé un buen comportamiento de la economía y el empleo, no está tan claro que España pueda cumplir los objetivos acordados con Bruselas en lo que se refiere a la reducción del déficit y la deuda, que seguirán siendo dos desequilibrios a la vista de las predicciones.

Según AFI, y aunque nuestro país sí logrará salir del procedimiento del déficit público excesivo al bajar de la barrera del 3% del PIB que fija Europa, en este bienio esta variable económica seguirá estando más alta de lo que debería. Sus cálculos apuntan a que el déficit cerrará el ejercicio en curso en torno al 2,6% del PIB, cuatro décimas por encima de la cifra pactada con Europa, mientras que el año que viene bajará hasta el 2%, siete décimas por encima de la previsión que maneja el Gobierno.

En el caso de la deuda el escenario no es más optimista: a pesar de que debería reducirse hasta el entorno del 97% del PIB, AFI cree que se quedará cerca del 97,6%, para bajar al 96,4% en 2019. Así, prevé una reducción solución lenta de uno de los mayores problemas macroecómicos de la época postcrisis.