Información sobre vivienda y economía

Gonzalo Bernardos cree que las hipotecas volverán pero sólo para familias que ingresen 2.500 euros al mes

gonzalo bernardos, profesor de economía (fuente: Idealista News)
Autor: Redacción

La decisión del Banco Central Europeo (BCE) de comprar 60.000 millones de euros en deuda cada mes hasta el año 2016 tendrá un impacto directo en el sector inmobiliario. Según Gonzalo Bernardos, profesor de economía de la universidad de Barcelona y director del máster en consultoría inmobiliaria, ese aumento de la liquidez hará que las hipotecas vuelvan a ser el “producto estrella” aunque sólo para familias con ingresos mensuales de, al menos, 2.500 euros.

Bernandos destaca que este cambio también se apoyará en la mayor solvencia de las entidades y la mejor coyuntura económica. Además, considera que existen dos razones de peso para ello: la especialidad histórica de la banca española, y su concesión supone un menor riesgo (especialmente cuando sube el precio de las casas) que otras modalidades de préstamos, tales como los de carácter personal y las líneas de crédito.

Así, estima que en 2015 el saldo vivo de las hipotecas subirá un 8%. Un gran contraste respecto a las bajadas del 4,2% y 3,5% experimentadas en 2013 y 2014.

“Tal y como sucedió en la etapa de formación de la burbuja inmobiliaria, en 2015 volveremos a observar una guerra hipotecaria entre los bancos”, expone en una tribunal publicada en El diario El mundo .  No obstante, considera en comparación con la fase indicada, tendrá un carácter “light”. “No será para conseguir cualquier cliente, sino solamente los buenos”.

Aquí encajarán las familias que ingresan más de 3.000 euros mensuales, rebajando unos pocos bancos este límite a 2.500 euros. “Por tanto, aquellas familias que no lleguen a esta última cifra tendrán sumamente difícil conseguir una hipoteca”, vaticina.

Con el objetivo de captar nuevos y buenos clientes o fidelizar a los antiguos, los bancos procederán a reducir de manera generalizada el diferencial sobre el Euribor al 0,75% y volverán a otorgar de forma masiva hipotecas a 35 años.