Información sobre vivienda y economía

Los expertos avisan: la era Trump puede ser un caos y provocar una nueva recesión global

Gtres
Gtres
Autor: Redacción

Citigroup, Société Générale, JP Morgan, Moody’s… Son muchos los bancos de inversión internacionales y agencias de rating que han alertado en los últimos meses del peligro de la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca.

El pasado 20 de enero, el magnate se convirtió en el 45 presidente de la primera potencia mundial y el comienzo de su mandato, al igual que su discurso de investidura, no está exento de polémica. La última firma de análisis que ha publicado un informe de lo más demoledor es Saxo Bank, que lanza una clara y seria advertencia: la era Trump esconde un riesgo real de recesión.

“La investidura de Trump es, en mi opinión, el catalizador de una nueva realidad. Una época en la que la esperanza es reemplazada por la duda y un llamamiento dramático al aumento del riesgo de recesión basado en una liquidez global sumamente negativa, incertidumbre y un año en el que el riesgo geopolítico ocupará un lugar central, ya que la capacidad de los bancos centrales para amortiguar las precipitaciones es limitada”, asegura Steen Jakobsen, economista del banco de inversión danés, quien da por hecho que “la presidencia de Trump será en el mejor de los casos caótica y experimental”.

El experto está convencido de que la nueva política exterior de Estados Unidos será al azar y oportunista y alerta de que el proteccionismo económico (sus medidas van enfocadas a un fortalecimiento interno) nunca ha hecho bien al crecimiento y la prosperidad. Además, el economista vaticina que la estrategia de Trump podría aumentar la inflación, lo que supondría una mayor presión sobre la Reserva Federal y su política monetaria.

Las previsiones de Jakobsen también apuntan a un crecimiento económico a largo plazo mucho más moderado que el promedio histórico: se prevé un alza del PIB inferior al 2% próximamente, frente al 3,5% que de media ha registrado desde los años 50. Un pronóstico que coincide con el que planteó en verano Citigroup, que definió la recesión como una expansión del PIB mundial igual o inferior al 2%.

Otro banco de inversión pesimista es el francés Société Générale, que en noviembre auguró la paridad del dólar y el euro y un fuerte aumento del déficit público estadounidense con el nuevo presidente. Según publicó el diario Expansión, la entidad espera una contracción del consumo por el repunte de los precios, lo que podría conllevar al fin del crecimiento económico que ha experimentado el país desde el año 2009.

La agencia de calificación crediticia Moody’s también ha alertado en los últimos meses de los riesgos que puede suponer para la economía estadounidense y global que el republicano lleve a cabo las políticas que tiene en mente. Tras hacer un repaso de las propuestas de Trump en materia fiscal, financiera, migratoria y comercial, la firma ha explicado que, de salir adelante, “la economía sufriría una prolongada recesión y sería más pequeña al final de su mandato de cuatro años que cuando él llegó a la Casa Blanca ".

Por su parte, y como recoge Bolsamanía, la gestora de JP Morgan para España y Portugal, opina que “si el tamaño de las medidas es desmesurado, aumentará el déficit público de los próximos años, se elevará la ratio de deuda pública, subirán los tipos de interés del mercado y el dólar, lo que adelantará la próxima recesión”.

Desde IE Business School recuerdan que entre las medidas estrella de Trump están llevar a cabo una rebaja fiscal generalizada (tanto a los particulares como a las empresas) para incentivar el consumo, sustituir muchos de los actuales tratados comerciales por nuevos acuerdos y realizar un plan de obras públicas muy ambicioso enfocado a mejorar las infraestructuras. “Más inversión, menos impuestos y proteccionismo en el siglo XXI. No parecen tres medidas que surjan de una lógica económica tradicional, pero está claro que el presidente de Estados Unidos puede ser definido de muchas formas menos tradicional.  Parece ser que quiere implementar a nivel nacional las medidas que a él le funcionaron a nivel personal”, recalca la escuela de negocios en su blog.

De momento, en sus primeras horas como hombre más poderoso del planeta, Trump ha decidido eliminar las ayudas para pagar la hipoteca, que hasta ahora estaban destinadas a personas con pocos recursos y compradores de primeras viviendas, y que suponían un ahorro de unos 500 dólares anuales. También ha anunciado su intención de renegociar un nuevo tratado de libre comercio que mantiene con sus dos países vecinos, Canadá y México, así como una bajada masiva de impuestos a ciudadanos y empresas.

La incertidumbre durará un tiempo

No todos los analistas del mercado se muestran tan sumamente pesimistas. En España, al menos, muchos creen que la realidad política obligará a Donald Trump a moderar su discurso y sus decisiones, aunque también lanzan una advertencia a los inversores: estamos ante una nueva etapa de incertidumbre que podría durar meses.

“Tras haber jurado su cargo como presidente de EEUU, Donald Trump seguirá atrayendo la atención de unos inversores que esperan conocer a lo largo de los próximos días cuáles serán las prioridades de su mandato. En este sentido, señalar que el tono nacionalista con tientes proteccionistas del discurso de investidura dejó algo preocupados a unos inversores que temen que la nueva Administración estadounidense termine por provocar una guerra comercial a nivel mundial”, recalca Link Securities en un informe.

En esa misma línea, Bankinter asegura que “lo que está claro es que el mercado seguirá buscando claridad acerca de los planes fiscales y de gasto del nuevo gobierno y nos tememos que eso llevará algún tiempo, lo que puede complicar el ascenso de las bolsas”.

Por si fuera poco, los analistas recuerdan que existen otros riesgos latentes más allá de Trump que no se deben pasar por alto. “Este año hay elecciones en varios países importantes (Alemania, Francia, Holanda y posible adelanto electoral en Italia), impacto final del Brexit y la recapitalización de la banca italiana”, concluye Renta 4.