Información sobre vivienda y economía

El futuro empieza en 2015: cinco inventos de ciencia ficción que están al caer

Autor: Hoja de Router (colaborador de idealista news)

Año nuevo, vida nueva. Y para algunos, además, tiempo de cumplir los tradicionales propósitos que se suelen hacer cuando llega el 1 de enero. Perder unos cuantos kilos, dejar de fumar o ser más educado son algunas de la promesas que casi siempre se terminan incumpliendo.

En el mundo de la ciencia y la tecnología, investigadores y compañías tienen también por costumbre garantizar la llegada de un avance o producto nuevo para el año que entra. Algunas promesas no son muy allá; otras, en cambio, parecen sacadas de una película de ciencia ficción. 

El robot, un miembro más de la familia 

Jibo no es un electrodoméstico más, es todo un compañero. Al menos ese es el objetivo tras el robot que la profesora del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) Cynthia Breazeal ha diseñado y  pretende llevar a todos los hogares.

Este verano lanzó una campaña en Indiegogo, y a pesar de que en ese momento las funciones de Jibo resultaban escasas, Breazeal fijó 2015 como el año en que lanzaría al mercado un Jibo bien terminado. Eso sí, para disfrutar de la compañía de un robot que baila, cuenta historias y hace fotos, cada consumidor deberá desembolsar un buen puñado de euros. Para ser exactos, 410.

Mesas que recargan móviles 

Una de las características que incorporan casi todos los teléfonos de última generación es la capacidad de cargar la batería sin cables. Basta colocar el 'smartphone' en una placa para que la pila verde se comience a llenar. 

Sin embargo, cargar sin cargador –valga la redundancia– es todavía una práctica poco extendida, de ahí que las empresas traten de encontrar fórmulas para impulsarla. La primera en hacerlo ha sido Starbucks. Junto con Duracel, ha creado unas 100.000 mesas que recargan la batería del teléfono solo con dejarlo encima. 2015 será el año de su desembarco en Europa (concretamente, en Reino Unido).

 
 

Pantallas que se doblan 

Este año hemos visto cómo las pantallas de los televisores de LG y Samsung se curvaban para ofrecer una mejor experiencia al espectador. Sin embargo, los expertos están de acuerdo en que dichas compañías darán un paso más en 2015 y lanzarán al mercado pantallas que se doblan como si de un periódico se tratara. Los prototipos ya llevan tiempo dando que hablar.

Ya sea en 'smartphones', tabletas o televisores, los dos gigantes pretenden sacar partido a sus investigaciones, que les han permitido fabricar paneles OLED tan finos como una hoja de papel y mucho más fuertes que las rígidas pantallas tradicionales. Habrá que esperar unos meses para conocer su precio de salida, pero no descartes (si tu poder adquisitivo es alto) contar con una tele flexible en tu salón este mismo año.

 
 

El coche volador 

La película 'Regreso al Futuro II' no andaba mal encaminada cuando anunció que, en 2015, los coches serían voladores. La predicción se está cumpliendo: Terrafugia, una empresa estadounidense con sede en Massachusetts, es la responsable del vehículo flotante más prometedor hasta la fecha.

A principios de año, la empresa anunció que tendría listo el primero de los dos modelos que ha diseñado, 'The Transition', para 2015. Creado para dormir en el garaje y viajar sobre ruedas hasta el aeropuerto, su precio de salida será de unos 229.691 euros. Una pequeña fortuna para un invento de película. 

El quinto medio de transporte 

Si 2014 se caracterizó por el auge de aplicaciones para convertir nuestra casa en un hogar inteligente, 2015 será el año de la 'smart city'. Y para hacer inteligente la ciudad no basta con llenar de sensores las calles: también hay que ofrecer al ciudadano un medio de transporte más seguro, rápido, eficiente y sostenible. Un medio de transporte futurista.

2015 podría ser un año clave para Hyperloop, el “quinto medio de transporte” que ideó en 2013 el fundador de la marca de coches eléctricos Tesla, Elon Musk. Se trata de una especie de tren que viajará por un tubo a velocidad supersónica – superando los 1.126 kilómetros por hora.

Si bien Musk no ha dado el paso para materializar su idea (al menos de momento), sí está haciéndolo JumpStartFund, un proyecto basado en 'crowdfunding' que comenzará a construir el Hyperloop el año que viene. Su objetivo es ponerlo en una década, de cara a 2025. ¿Será para todos los bolsillos como Musk deseaba? Eso ya lo veremos...