Información sobre vivienda y economía

Los autocines salvan al séptimo arte: el coronavirus resucita esta forma de consumir cine

Autocine RACE
Autocine RACE
Autor: Redacción

Danny Zuko y la inocente Sandy tuvieron una de sus primeras citas en uno de estos recintos. El incombustible Pee-Wee de Tim Burton vio como su película autobiográfica se estrenaba en uno de estos y los Rebeldes de Francis Ford Coppola pasaban horas en ellos. Son los autocines, un formato de consumir el séptimo arte dentro de tu coche y que quedó enterrado en el pasado en detrimento de las grandes salas. Ahora, el coronavirus y la distancia social se han encargado de resucitarlo. Te mostramos cuáles son los principales autocines de España.

La primera película proyectada en un autocine fue en junio de 1933. Wibes Beware, una comedia británica protagonizada por Adolphe Menjou. Tras este pistoletazo de salida y unos años de maduración, los autocines se convirtieron en un fenómeno en Estados Unidos, donde llegaron a existir más de 4.000 recintos preparados para asistir con tu coche para disfrutar una película.

Ahora ya no hay tantos, y muchos menos en España, pero es cierto que esta crisis ha agudizado el ingenio de algunos y se han resucitado autocines que estaban cerrados o destinados a desaparecer. En Madrid está uno de los más conocidos de España, el Autocine RACE.

Ubicado en el número 2 de la calle de la Isla de Java, en la zona de Chamartín-Fuencarral, este autocine fue inaugurado en 2017 por el  Real Automóvil Club de España (RACE). Cuenta con más de 25.000 m2 al aire libre que, además de para proyecciones de películas también se utilizan para conciertos, exposiciones, Food Trucks o festivales.

El pasado miércoles, Autocines RACE volvió a abrir sus puertas con todas las localidades vendidas. ¿Su estreno? Tiraron de clásicos y volvieron a proyectar Grease, la misma película que se pudo ver el dia de la inauguración de este espacio. El sonido de las películas se escucha a través de la radio de los coches, por emisora FM.

En Cataluña solo hay un autocine al que podrán ir los más ansiosos de disfrutar una película en pantalla grande. Está ubicado en la localidad de Golmés, en el Pla d'Urgell y cerca de Mollerussa, y ha sido quien ha tomado la iniciativa cinéfila más segura y libre de contagios que puede existir ahora mismo en toda la comunidad. Se ha instalado en el parking de la antigua discoteca Big Ben y cuenta con capacidad para 200 vehículos (400 personas). La primera sesión fue el sábado pasado con el filme 'Joker'.

Siguiendo el camino del Mediterráneo llegamos a Alicante. Allí, el próximo 11 de junio, empezará a funcionar el que será el autocine más grande Europa con 45.000 m2 de instalaciones. En esta superficie habrá espacio para cine, gastronomía y música. Tiene capacidad para 400 vehículos. Además, es el único autocine de España con pavimento completamente asfaltado, lo que facilita la desinfección diaria. Su pantalla también es la más grande de Europa: 500 metros cuadrados, según AutoBild.es.

Sus creadores, la franquicia Cinemacar, aseguran que "las instalaciones se han diseñado teniendo en cuenta el distanciamiento social y las recomendaciones sanitarias". Entre otras medidas, al acceder al recinto, habrá cabinas de desinfección y controles de temperatura.

Autocines en Valencia, Gijón y Getxo

Valencia es otra de las principales ciudades de España que cuenta con sus propios autocines. El más mítico es el autocine STAR, que se inauguró en 1981. Este es el único cine que se encuentra dentro de la ciudad de Valencia, si bien en la comunidad hay más oferta de este tipo de espacios. Ubicado en el número 407 de la carrera del Riu, el precio por ver una película es de siete euros. 

Por su parte, Gijón y Getxo también cuentan con sus autocines. El de la ciudad asturiana está localizado en el número 91 de la calle Camin de los Enebros y lleva en funcionamiento desde agosto de 1983, aunque fue remodelado en 1993. Los precios son de 10 euros por coche (hasta cinco ocupantes).

El de Getxo, ubicado en el número 2 de Ibarrengoa Estarta, fue inaugurado en septiembre de 2015 y es el único cine al aire libre que se puede encontrar en el País Vasco. Situado a 20 minutos de Bilbao, cuenta con una pantalla de 24m×12m y tiene capacidad para 150 coches. El precio es de 10 euros por vehículo.