Información sobre vivienda y economía

Muebles hechos con madera hinchable: la última innovación artesana que llega de Francia

ARCA
ARCA
Autor: @Lucía Martín (colaborador de idealista news)

Todos sabemos que en el país vecino cuidan los oficios artesanos bastante más que aquí y que los artesanos, aparte de una constante formación, están bien orgullosos de serlo. Y este joven carpintero es un ejemplo de ello: Steven Leprizé montó su carpintería con un colega de formación cuando tenía tan solo 23 años: así nació ARCA (Atelier de Recherche et de Création en Ameublement, o taller de creación e innovación en el mobiliario).

Tras trabajar durante años la madera, estos artesanos se han dado a conocer por haberla dotado de una flexibilidad increíble: son los creadores de la madera hinchable, AirWood. Se trata de paneles de madera que permiten la aparición de volúmenes de forma reversible.

Los panales van acompañados de un sistema hidráulico que gestiona las inyecciones y extracciones (recordemos que se denomina hinchable, se hincha y se deshincha a voluntad), aunque también puede inflarse de forma manual. Actualmente lo están utilizando mucho para logos de empresa, iluminaciones y señalizaciones, aunque las posibilidades son infinitas. Conseguir esta tecnología les supuso emplear 10 años de investigaciones.

La forma de trabajar de Leprizé, que se formó en la prestigiosa escuela Boulle de Paris, es la siguiente: primero, arranca siempre de un croquis. Después, realiza el modelaje del diseño, en ordenador y en 3D. Esos son los pasos previos a arrancar con el trabajo propiamente del taller.

¿Cuánto puede inflarse uno de esos paneles? Pues depende: la dimensión máxima es de 2000 x 1000 mm y la más pequeña, 30x30 mm. Por ejemplo, un cuadrado de 200 mm puede inflarse 100 mm. El precio de esta tecnología depende de la cantidad demandada, del tipo de madera utilizada y de la rapidez con la que se quiera ese inflado y deshinchado, no suele ser extraño que el sistema hidráulico que se requiere resulte más caro que el trabajo de la madera en sí mismo.

En 2017, su taller se llevó un destacado reconocimiento por haber concebido una mesa de escritorio bastante singular: denominada Marsupio (y la referencia a los animalitos con bolsillos no es accidental), esta mesa de trabajo tiene la particularidad de venir con bolsillos integrados en el mismo mueble en los que poder guardar carpetas e incluso, iluminación. Así, el mueble se deforma según las necesidades del cliente. Sus creadores denominaron a esta tecnología WooWood.

Más allá de los usos para logos corporativos, no queda duda de que esta innovación dota a la madera de una ergonomía y de unas posibilidades de diseño hasta ahora nunca vistas, no en vano este carpintero galo defiende que “un artesano es, por definición, un creador”. Y a la vista está.