Información sobre vivienda y economía

Misión ‘sale&leaseback’: las empresas hacen caja con la venta de sus sedes mientras siguen de inquilinos

Telefónica
Telefónica
Autor: Redacción

Telefónica, Naturgy, Planeta, Mango, ING o Liberbank venden sus sedes para hacer caja. Estas compañías han sido las últimas empresas que han aprovechado el interés de los grandes fondos e inversores internacionales por el inmobiliario para vender sus cuarteles general ubicados en Madrid o Barcelona. El movimiento es casi siempre el mismo: vender y quedarse como inquilino, o lo que es más conocido como ‘sale&leaseback’.

Naturgy, por ejemplo, apostó por esta fórmula cuando vendió a Zambal Capital, socimi del fondo IBA Capital, sus oficinas en Madrid por 120 millones a finales de 2016. Además, traspasó este año su icónica sede en Barcelona a Colonial, que ya tenía el 55% de la gestora del activo.

Otra de las multinacionales españolas que se ha decantado por vender activos inmobiliarios para captar fondos es Telefónica. La compañía alcanzó un acuerdo en mayo para traspasar su cuartel general en Barcelona, localizado en la torre Diagonal 00, al grupo filipino Emperador por 150 millones.

Inversiones Hemisferio, sociedad patrimonial de la familia Lara, acordó el pasado verano la venta de la sede del Grupo Planeta, ubicada en el número 100 de Diagonal en Barcelona, al fondo de inversión estadounidense Blackstone por 210 millones. El grupo editorial se mantiene como inquilino del inmueble tras la venta.

Mango también cerró un acuerdo con Invesco para venderle las instalaciones con las que cuenta en Palau-Solità de Plegamans, que incluyen su sede social y una plataforma logística. La transacción se cerró en diciembre de 2017 por más de 100 millones de euros.

Liberbank, por su parte, vendió a finales de 2018 su sede en Madrid, ubicada en Manoteras, por 45,3 millones. Por su parte, ING alcanzó un acuerdo en junio para vender su sede en Las Rozas (Madrid) al fondo Barings por 30 millones.