Información sobre vivienda y economía

Bruselas da por zanjada la crisis europea una década después… pero quiere hacer más reformas

Autor: Redacción

La Comisión Europea ha dado por terminada la crisis económica y financiera que estalló hace 10 años y provocó la mayor recisión de la historia de la Unión Europea.

Según ha explicado el organismo en un comunicado, en la salida han sido claves las acciones que han tomado las instituciones comunitarias y también los países. “La crisis no se inició en Europa, pero las instituciones de la UE y los Estados miembros debían actuar resueltamente para contrarrestar su impacto y subsanar las deficiencias de la puesta en marcha inicial de la Unión Económica y Monetaria. La acción decisiva ha dado sus frutos”, asegura la Comisión.

En el documento explica que “hoy, la economía de la UE se está expandiendo por quinto año consecutivo, el desempleo está en su nivel más bajo desde 2008, los bancos son más fuertes, la inversión está aumentando y las finanzas públicas están en mejor forma”.

Sin embargo, Bruselas es consciente de que la evolución económica, aun siendo alentadora, "aún queda mucho por hacer para superar el legado de los años de crisis". ¿Y en qué se traduce todo esto? La respuesta es sencilla: en la necesidad de seguir acometiendo reformas.

En el caso de la eurozona, las principales recomendaciones de la Comisión Europea se basan en las reformas de carácter fiscal-estructural (impuestos, administración pública, envejecimiento de la población…), del mercado de trabajo (salarios, educación, protección al empleo…), del mercado de productos (normativas del sector) y reformas relacionadas al entorno institucional (entorno regulatorio, contrataciones públicas, políticas de vivienda, normativa del sector financiero, sistema judicial…).  

Según el último boletín económico publicado por el Banco Central Europeo (BCE), cada país de la eurozona tiene sus propios deberes, aunque prácticamente todos tienen que aplicar mejoras en todos los campos anteriores.

Los cinco países de la zona de la moneda común que tienen más recomendaciones son Chipre, Italia, Portugal, Alemania y Eslovenia, mientras que España ocupa el noveno lugar del ranking. En nuestro caso, tenemos ocho recomendaciones, de las que cinco están ligadas al mercado laboral (recordemos que somos el segundo país de la UE con la tasa de paro más alta, después de Grecia). También tenemos una en materia fiscal-estructural y dos en materia institucional. Solo hay tres países que tienen menos de cinco recomendaciones: Finlandia (4), Malta (3) y Estonia (2).